Granada

El SAS ampliará la plantilla de los centros de salud con 149 efectivos

  • Las mayores dotaciones se destinarán a Medicina de Familia con 29 plazas y a Enfermería con 63 contratos

Tras enfermería y medicina de familia el mayor número de plazas se crearán en radiodiagnóstico y auxiliares administrativos. Tras enfermería y medicina de familia el mayor número de plazas se crearán en radiodiagnóstico y auxiliares administrativos.

Tras enfermería y medicina de familia el mayor número de plazas se crearán en radiodiagnóstico y auxiliares administrativos. / dggc

Los centros de salud de la provincia de Granada verán incrementada su plantilla en 149 profesionales. Las contrataciones que también se llevarán a cabo en el resto de provincias andaluzas -cada cual con su cifra de plazas- están centradas en la atención primaria y, según el ejecutivo autonómico, se llevarán a cabo antes de que llegue 2019.

En esta época preelectoral han sido varios los anuncios de la Junta de Andalucía relacionados con varias de sus competencias -movilidad o infraestructuras- en los que Granada sale beneficiada. El último de ellos tuvo lugar ayer y pertenece a la cartera de salud. La Consejera de Sanidad, Marina Álvarez, informó en rueda de prensa que la Junta da luz verde a efectuar antes de que acabe el año la contratación de 1.306 nuevos profesionales en la atención primaria andaluza, lo que supone un aumento del 5% en la plantilla a nivel andaluz.

El SAS efectuará las contrataciones antes de que acabe este año 2019

De las 1.306 contrataciones, 281 corresponden a Medicina de Familia; 36 a pediatría; 527 a profesionales de Enfermería; 33 a matronas; 69 a fisioterapeutas; 31 a trabajadores sociales; 76 a celadores-conductores; 70 a técnicos especialistas en Radiodiagnóstico; 25 a auxiliares de Enfermería para gabinetes odontológicos; y 158 a personal administrativo.

Los datos de Granada, a los que ha tenido acceso este diario, reflejan que en la provincia se contratarán a 29 médicos de familia; 63 enfermeros; 3 pediatras; 6 matrones; 8 fisioterapeutas; 4 trabajadores sociales; 2 celadores-conductores; 10 técnicos de radiodiagnóstico; 6 auxiliares de Enfermería y 18 auxiliares administrativos.

Aunque algunos de estos apartados tienen sus matices, que quedan registrados en el informe de unas de las reuniones para la reforma de la atención primaria. El primero de estos matices toca al apartado de los médicos de familia, que como primera medida empezarán por desdoblar los cupos de pacientes asignados a cada facultativo. En cuanto a la Enfermería, se añade que del total de 527 plazas a nivel andaluz, 242 serán para igualar los cupos médicos y enfermeros para así poder constituir las unidades de atención familiar.

En cuanto a los fisioterapeutas, dicho informe señala que no se contratarán hasta que finalicen los grupos de trabajo para distribuir los recursos e incluirán dos nuevas iniciativas, entre ellas la apuesta por el código ictus e infarto.

Atendiendo al mismo escrito, la contratación de todos estos profesionales será como interino vacante en la medida de lo posible, en caso contrario se realizará como larga duración hasta que esté dotada la plaza.

Esto mismo lo aseguró ayer la consejera, al afirmar que se trata de contrataciones "de larga duración" y que, en los casos en los que haya vacantes, se ofrecerá una interinidad. "Queremos que sea empleo estable, contratos de larga duración que se ofertan por la bolsa pública de empleo, y si no hay disponibles, se harán convocatorias especiales", porque "estamos hablando de mejorar la plantilla de forma estable".

Álvarez estuvo acompañada por la directora gerente del SAS, Francisca Antón, la directora general de Asistencia Sanitaria, María Dolores Alguacil, la directora general de Profesionales, Celia Gómez, y el director de Gestión Económica, Horacio Pijuán, acto en el que destacó que se trata de una oferta de empleo "sin precedentes", enmarcada en la Estrategia de Renovación de Atención Primaria, y que supondrá una inversión de 7,9 millones de euros en lo que queda de año y 46,2 millones en 2019.

De esta manera, la consejera lanzó el dato de que cada día pasan por los centros de salud andaluces más de 200.000 personas y que de esta manera, el número de contratos y la distribución de los mismos "se ajusta al análisis pormenorizado de la población asignada a cada centro de salud, teniendo un importante peso el grado de complejidad de cada paciente, su morbilidad y su contexto sociosanitario".

Sin embargo, las voces críticas brotaron desde la misma mañana de ayer cuando, desde casi la totalidad de los sindicatos, afearon al Ejecutivo andaluz varios aspectos de este anuncio. Desde Granada, CSIF, en palabras de Victorino Girela, presidente del área sanitaria provincial, estas contrataciones siguen siendo insuficientes.

"Esto suena a que estamos en campaña electoral, es una declaración de intenciones porque no son plazas estructurales, porque necesitan la dotación de las plazas y deben ser incluidas en la RPT (Relación de Puestos de Trabajo)", sentenció ayer Girela. Aunque sí asume que la "intervención de crearlas está" y se tiene el beneplácito de la Consejería" ponen el acento en que no serán bastantes para cubrir las necesidades de la Atención Primaria en Granada.

Falta mucho personal, explica el sindicalista, "sobre todo celadores-conductores que entre Almuñécar, Motril y Baza hacen se necesitan al menos 5 o 6".

En cuanto a técnicos de radiodiagnóstico "solamente contemplan reforzar los 114 puntos de urgencias que hay en Andalucía" y sobre las plantillas, que señala "están muy deficitarias porque ha habido jubilaciones que no se han renovado", este refuerzo de la Atención Primaria no deja de ser "para recuperar lo que se perdió durante estos años de crisis". Girela se refiere a que la medida está compensando "aquella pérdida derivada del decretazo y la tasa de reposición pero ni de lejos vamos a recuperar lo necesario".

A nivel andaluz también se manifestaron ayer sindicatos como CCOO, el Sindicato de Enfermería (Satse) y UGT, miembros de la Mesa Sectorial de Salud que consideraron "insuficientes" los 1.306 contratos que se harán entre octubre y diciembre y aseguran que en este nivel asistencial "quedan muchas cuestiones por resolver".

Así, desde la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía ven "triunfalista" la actitud que la consejera mantuvo durante la rueda de prensa en la que anunció la contratación de estos más de 1.300 profesionales y la inversión de cerca de 50 millones de euros durante 2018 y 2019.

El secretario general de esta organización sindical, Humberto Muñoz, aún valorando estas medidas como positivas, recuerda, que la sanidad pública andaluza "arrastra un déficit presupuestario acumulado desde 2010 cercano a los 6.700 millones de euros, de ellos más de 1.000 millones en el capítulo de personal y más de 2.300 millones en el de inversiones e infraestructuras, contando en la actualidad con una plantilla con mil efectivos menos que la que había en 2012 y habiendo sido la atención primaria uno de los ámbitos más castigados por los recortes efectuados en la última década".

Igualmente, el dirigente sindical rechazaba que "no se haya dado participación" a las organizaciones sindicales de la Mesa Sectorial de Salud en la elaboración de la Estrategia de Renovación de la Atención Primaria presentada por la consejera, y denunció que el proceso "ha adolecido de falta de transparencia y de participación real y abierta de la plantilla, mas allá de grupos cerrados seleccionados por la propia administración".

Por su parte, el Comité Ejecutivo del Sindicato Médico Andaluz (SMA) criticó que el SAS haya publicado en su web la puesta en marcha de la segunda fase del plan de renovación de la Atención Primaria en Andalucía "sin que el Sindicato Médico haya sido informado de los contenidos".

"Hace ya aproximadamente un año se nos convocó para comunicarnos la puesta en marcha del plan de renovación de la Atención Primaria, en donde la gerente del SAS, Francisca Antón, se presentó con varias diapositivas que no decían nada y que pretendía, a toda prisa, cumplir el trámite de informar a los representantes de los trabajadores", según sostuvieron desde el SMA.

Sin embargo, según continúan los facultativos, "simultáneamente, se publicaba una nota de prensa con todo lujo de detalles sobre este mismo plan y se afirmaba que de todo ello éramos conocedores los sindicatos". Tras esta reunión, el sindicato se mostró muy "indignado" al no entender cómo "para el SAS y la Consejería de Salud era más importante publicar y comunicar a la prensa un plan de tanta trascendencia para los profesionales, antes de que los mismos profesionales estuvieran informados, tal y como ha ocurrido en esta ocasión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios