Consejo Consultivo

El SAS deberá indemnizar a la familia de una paciente de Granada que falleció por "déficit asistencial"

  • El Consultivo determina que "concurren todos los requisitos de responsabilidad patrimonial"

  • La paciente inició el proceso de reclamación por error, demora en el diagnóstico y "pasividad"

Sede del Consejo Consultivo, en Granada.

Sede del Consejo Consultivo, en Granada. / R. G.

El Consejo Consultivo de Andalucía (CCA) ha dictaminado a favor de que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) indemnice a una familia por el fallecimiento de una paciente, esposa del reclamante. La cuantía fijada en la resolución asciende a los 206.417 euros.

La muerte de la mujer se produjo en 2018, tras lo que se personaron en el procedimiento ya iniciado por la paciente el esposo y tres hijos. La reclamación, según indica el dictamen del Consultivo, “reprocha la demora en el diagnóstico tras múltiples asistencias” de la mujer a un centro hospitalario de Granada. Progresivamente, la salud de la paciente se deterioró y, según el documento redactado por el Consultivo, “los datos clínicos y la secuencia de actuaciones clínicas cuyo reflejo documental consta en la historia clínica han evidenciado un déficit asistencial con influencia suficiente, conforme a los parámetros que suministran las máximas de experiencias, protocolos y sintomatología, para apreciar la responsabilidad patrimonial”. Es más, recoge el dictamen que la Administración “ha encontrado justificada (parcialmente) la argumentación expuesta por la parte reclamante”.

Tras analizar el caso, se determina que “a juicio de este Consejo Consultivo concurren todos los requisitos de responsabilidad patrimonial, apreciación que debe traducirse en una indemnización acorde con el daño generado”.

La reclamación fue planteada en un principio por la mujer, que alegó “anormalidad en la asistencia”, “error y demora de diagnóstico de la patología que padecía” y que hubo “pasividad a la hora de realizar las pruebas necesarias”. Esa demora desembocó, alegó, en una “operación de urgencia de resección masiva del intestino delgado y parcial del colon derecho”.

La mujer realizó, según se indica en el dictamen, “múltiples visitas a Urgencias” por dolor abdominal. Fue intervenida en dos ocasiones. En la primera “la gravedad era tal que el esposo fue informado de que sin intervención sería mortal y que la opción quirúrgica, en el caso de tener éxito, podría conseguir, aunque con muy pocas esperanzas, alguna posibilidad de sobrevivencia”. Se realizó “con éxito”, pero de nuevo hubo que operar por “perforación y necrosis”. “La intervención fue un éxito pero la paciente quedó con un intestino hipercorto”. Fue incluida en lista de espera para trasplante intestinal por síndrome de intestino corto por trombosis”. Se le trasplantó estómago, hígado, páncreas, intestino delgado, bazo y riñón. “Su evolución fue favorable hasta que se produjeron nuevas complicaciones que provocaron su fallecimiento”.

En el dictamen médico del SAS se afirma que “se encuentra parcialmente justificada la argumentación expuesta por la reclamante”. Tras determinar que concurren los requisitos de reclamación patrimonial, el Consultivo calcula la indemnización, que fija en 206.417 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios