Granada

Salud investiga el robo de trajes de protección para el coronavirus en los servicios sanitarios de Granada

  • Cuando terminen el inventario, la valoración y la revisión de cámaras de seguridad decidirán si habrá denuncia en la Fiscalía

Salud investiga el robo de trajes de protección para el coronavirus en los servicios sanitarios de Granada Salud investiga el robo de trajes de protección para el coronavirus en los servicios sanitarios de Granada

Salud investiga el robo de trajes de protección para el coronavirus en los servicios sanitarios de Granada

La Delegación provincial de Salud de Granada ha abierto una investigación para esclarecer el presunto robo de parte del material de protección biológica con el que cuentan los profesionales sanitarios de algunos servicios de Granada para atender a posibles pacientes con coronavirus y para la toma y el manejo de muestras. Además de las codiciadas mascarillas, han detectado la desaparición de Equipos de Protección Individual, los conocidos como trajes y protectores EPI entre los trabajadores del sector. Las autoridades sopesan una posible denuncia en Fiscalía una vez evaluado el incidente.

Entre el martes y el miércoles de la semana pasada, la primera de marzo, determinados servicios médicos de Granada detectaron la desaparición de parte del material de protección con el que están dotados centros y ambulancias para los casos en que sea preciso un aislamiento de microorganismos como el que está provocando la enfermedad Covid-19

A estas prendas y material no deberían tener acceso personas ajenas a los servicios sanitarios y podría tratarse de una sustracción interna, motivo por el que el asunto es delicado para las autoridades, que han puesto en marcha una investigación sobre el asunto. 

Según confirma Salud a este periódico, las indagaciones incluyen el visionado de cámaras de seguridad para detectar a posibles responsables. Del mismo modo se está preparando un informe para cuantificar todo el material robado o extraviado, mediante un inventario pormenorizado

Desde el inicio de esta crisis sanitaria causada por el coronavirus procedente de Wuhan, se han desvelado casos de robos de material de protección, sobre todo de mascarillas, que tienen salida en un mercado secundario ante la fuerte demanda de una población muy alarmada por el temor a la pandemia. Pero la sustracción de equipos sofisticados, con trajes, mascarillas, protectores oculares y para otras partes del cuerpo, no parece algo destinado a cubrir las necesidades de los usuarios comunes. 

Según fuentes sanitarias consultadas, un robo de estas características puede tener fines comerciales, pero también puede deberse al propio temor del personal sanitario, que pretenda disponer de mayor cantidad de material de protección en su servicio ante una eventual saturación de pacientes con la enfermedad, a pesar de que Granada es una de las pocas provincias que hasta hoy no ha registrado casos diagnosticados de esta enfermedad. 

Aunque no haya casos de enfermos en la provincia, los sanitarios sí están atendiendo a diario a pacientes que presentan síntomas compatibles con el coronavirus y algunos de ellos son sometidos a las pruebas analíticas, para lo que es necesario tomar muestras, ya sea en el propio centro hospitalario o a domicilio, que se ha recomendado para los casos con situación clínica leve.

Para esas recogidas de muestras a domicilio, el protocolo marcado por la Consejería de Salud obliga al traslado del personal sanitario en ambulancia y con todas las garantías y protección adecuadas, que incluye los trajes de protección EPI, como los que han sido sustraídos en la última semana en Granada. 

De acuerdo a lo establecido en la legislación española y la normativa europea, cuando productos como guantes o mascarillas estén destinados a un uso médico con el fin de prevenir una enfermedad en el paciente deben estar certificados como productos sanitarios, de modo que no se trata de material multiusos para cualquier otra actividad o profesión.

La recomendación del Ministerio de Sanidad es utilizar EPI desechables, o si no es así, "que puedandesinfectarse después del uso, siguiendo las recomendaciones del fabricante". Los trajes y demás material de protección "deben escogerse de tal manera que se garantice la máxima protección con la mínimamolestia para el usuario y para ello es crítico escoger la talla, diseño o tamaño que se adapteadecuadamente al mismo", otro factor que dificulta el uso indiscriminado.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios