Política

Sebastián Pérez atribuye la denuncia a una "cortina de humo" para tapar la corrupción de Torres Hurtado

  • El presidente del PP lanza también un mensaje interno sobre su futuro: "¿Regeneración? Pues va a ser que no"

  • Lamenta que no haya tenido el apoyo de todo el partido a nivel nacional y regional

Sebastián Pérez atribuye la denuncia a una "cortina de humo" para tapar la corrupción de Torres Hurtado Sebastián Pérez atribuye la denuncia a una "cortina de humo" para tapar la corrupción de Torres Hurtado

Sebastián Pérez atribuye la denuncia a una "cortina de humo" para tapar la corrupción de Torres Hurtado / Álex Cámara

Comentarios 0

El presidente del PP de Granada, Sebastián Pérez, ha sido hoy rotundo tras la sentencia que lo mantiene como presidente del PP tras avalar el congreso provincial de 2017. Y ha marcado claros culpables: Juan García Montero, que fue el denunciante, el exalcalde Torres Hurtado y ese "grupúsculo" que "afortunadamente" ya están fuera del partido asegurando que lo que han pretendido es levantar una "cortina de humo" para no hablar de la corrupción y de los casos judiciales que afectaron al anterior equipo de gobierno del PP del Ayuntamiento. "Quien dice trama criminal no es Sebastián, lo dice la policía, su señoría, la justicia, y al final la mentira, el embuste sale siempre y se ve".

Pérez ha reconocido la "amarga dificultad" por la que ha pasado el PP de Granada en los últimos años y no ha dudado en asegurar que no se ha sentido  respaldado por todos los miembros de su partido tanto a nivel nacional como regional. Pero se ha mostrado fortalecido por la victoria y confiado en que el tiempo iba a dar "dulces salidas a amargas dificultades", parafraseando a Cervantes.

Y ha lanzado un mensaje interno a los militantes que siguen pidiendo la regeneración: "Pues va a ser que no". "Aquí votaron las bases libres y democráticamente. Soy el primer presidente de la historia del PP desde que lo fundara Fraga que además de ganar el congreso lo gana con la ratificación de la justicia. Esos son nuestros poderes, humildad, trabajo, confianza y compromiso. Y ahora cada palo que aguante su vela pero se acabaron las tonterías".

"Y ahora cada palo que aguante su vela pero se acabaron las tonterías"

El presidente popular ha aclarado que a su juicio el motivo de la denuncia del congreso y toda la crisis interna que ha vivido el PP era "porque había exmilitantes que quisieron lanzar cortinas de humo para que no se hablara de sus actuaciones presuntamente delictivas durante años en la vida pública donde los intereses particulares prevalecieron sobre los generales". Una alusión directa a Torres Hurtado y los concejales imputados por el caso Serrallo o el Nazarí. "Eso hizo que se hayan escrito ríos de tinta, diciendo cuestiones que son barbaridades, que yo lo entiendo, que medios de comunicación hicieron suyas, pero ahora resarcir al partido o tirar para atrás 24 meses, ¿quién puede hacerlo?".

"La primera conclusión es que no se puede hablar nunca de los perros hasta salir del cortijo y no dar por hechos premisas en personas que no tienen la categoría ni política ni personal para hacer declaraciones públicas", ha lanzado rotundo, defendiendo que ahora "mientras unos están sentados en los banquillos, otros estamos sentados en los gobiernos, esa es la diferencia, el tiempo pone cada uno en su sitio", ha asegurado, mostrando su satisfacción no ya solo a nivel personal sino por el partido. 

De esa situación interna vivida estos dos años con este grupo interno ha dicho: "¿Saben lo que es ir a tres elecciones con reproches, diciéndonos que estábamos deslegitimados? Yo siempre he pedido tiempo y estaba tranquilo porque sabía que lo habíamos hecho bien. Ahora ellos en el pecado llevan la penitencia".

Pérez ha sido duro y ha asegurado que "hay quienes han perdido el congreso, su distrito, unas elecciones, en la justicia y yo estoy feliz porque ya están fuera de la organización. Eran un cáncer para esta organización y nosotros ahora sí estamos fuertes porque nos hemos crecido en la adversidad. Se acabaron las bromas, los wasap de medio pelo, los dimes y diretes", asegura.

A nivel político, ha dicho que toda esta situación ha tenido un gran afectado, el PP, y que mientras "la izquierda se frotaba las manos. ¿Qué dice ahora el PSOE sobre la legitimidad de la directiva, qué dice Unidas Podemos? esa es la clave, que hay que saber esperar y medir los tiempos".

"¿Cómo es posible que quienes pidieron aquí que no se cobraran las cuotas para que votara todo el mundo y dijimos que adelante, luego vayan al juzgado a decir que es ilegal? Es un disparate, no salgo de mi sombro. Jamás se ha visto en España que un candidato a la presidencia de partido ponga cuñas de radio, publicidad en los periódicos, haga mítines, esté arropado por bandas de cornetas, lo que se ha vivido es de Berlanga. Que hoy no sea alcalde Cuenca es un milagro, teníamos que estar en 2 concejales, no se puede hacer más daño a un partido. Y no es una persona sola, es un grupúsculo que decía o estoy yo o no funciona", ha dicho, mostrando su satisfacción por que todos estén fuera del partido.

A nivel personal, ha lamentado que se le acusara de ser "tramposo, indecente y se me llegó a comparar con un maltratador. Se dijo: ha muerto políticamente y el PP tiene que buscar recambio. Pues soy presidente, fuí candidato y mientras que quieran mis bases, mis militantes, mi familia y yo, seré el presidente de este partido". 

"Hoy ha quedado claro quiénes eran los tramposos y los trileros, quiénes engañaron durante décadas. Con eso me quedo. Algunas veces me cuesta trabajo, pero resistir es ganar y no podía dejar que unas personas pudieran llevarse el gato al agua. Ese ridículo lo llevarán sobre las espaldas toda la vida", ha asegurado. "En el pecado llevan la penitencia. No tengo más reproches. Era de justicia para el PP, no para el presidente". 

Sobre su partido, ha dicho claramente: "no me he sentido apoyado", no genéricamente sino puntualmente, asegurando que "ha habido gente que ha estado encima de la tapia por si ganaba o perdía".

De la dirección de su partido ha dicho que nunca podrá entender cuándo el 7 de enero de 2015 fui con un papel tres nombres, una chica y dos chicos, nunca yo, para pedir que se nos quitara un candidato", en alusión a Torres Hurtado. "No entiendo por qué mantuvimos la situación que hizo que bajáramos concejales y perdiéramos Diputación por 1.200 votos. Yo dije a la dirección que era un error. Luego me dijeron que llevaba razón. Si le decíamos hasta a ministros que no pisaran Granada. Lo advertí y sacamos 21.000 votos menos en la capital y te quedas de 16 en 11 concejales y ahora 7. ¡No íbamos a sacar 14!", explica, adelantando que en las encuestas internas que manejaba el PP daba 11 al PSOE y 4 a Unidas Podemos y 5 a ellos. "Conseguimos en 9 días recortar dos concejales y sumarlos. Cs estaba anclado en 4. Tiene mucho mérito con lo que ha pasado, estoy muy contento". 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios