Movilizaciones

El solar de la discordia en San Lázaro

  • Los vecinos se han reunido esta semana con el edil de Urbanismo ante el temor de que se construya un comedor social en un solar que pertenece a la iglesia

Estado actual del solar. Estado actual del solar.

Estado actual del solar. / Carlos Gil

El fantasma de las movilizaciones vecinales contra Calor y Café ha resucitado estos días en Granada. En el año 2013 fue la asociación de vecinos del barrio de la Cruz la que empezó a movilizarse para que no se instalara en la zona un centro de la ONG. Ahora ha tocado el turno de la vecindad de San Lázaro, que esta semana se ha reunido con el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid, ante el temor de que se pueda construir un servicio así en una de sus calles.

En este caso, se da la particularidad de que el titular del solar en el que los vecinos creen que se construirá el comedor social, el Arzobispado de Granada, niega en rotundo que el edificio que se planea construir esté destinado a tal uso. “Eso es categóricamente falso. Ahí va un complejo parroquial de las dos parroquias: San Agustín y San Juan de Letrán. Allí se darán catequesis, conferencias, reuniones de la cofradía, reuniones parroquiales... Pero nada de un comedor social”, cuenta el párroco de San Juan de Letrán, Antonio Jesús Pérez Rodríguez, sobre la finalidad del proyecto que se planea construir.

“En los planos está todo detallado y estamos sólo pendientes de la licencia de obras, porque se hace todo según la normativa y el Ayuntamiento nos dice. Son documentos públicos y nosotros no tenemos ningún interés en perjudicar a ningún vecino”, explica el párroco, quien agrega que “la parroquia no tiene capacidad jurídica para hacer un comedor social”.

El párroco también detalla que el presupuesto del nuevo edifico, que se construirá en dos fases, no se puede calcular hasta que se aprueben las obras -que han recibido un primer informe negativo- y se puedan adjudicar.

Pero son muchos los residentes que ponen en duda la veracidad de estas declaraciones. El portavoz de la plataforma vecinal, que prefiere mantenerse en el anonimato, adelanta que todavía están valorando las actuaciones que van a tomar los residentes.

Los vecinos denuncian que durante 18 años el solar ha estado en situación de semiabandono, “con las vayas rotas, llenas de matojos...”. “Llegó a nuestros oídos hacia octubre o noviembre del año pasado que la iglesia iba a construir e instalar un comedor social. Saltó la alarma en todo el barrio y ya hay un grupo de WhatsApp que engloba a 39 comunidades y hemos organizado la primera reunión con el concejal”, cuentan.

“El Ayuntamiento hizo un expediente de venta forzosa por incumplimiento de condiciones. La iglesia presentó una petición para una licencia de obras y se paralizó el tema”, indican desde la plataforma vecinal, quienes señalan que ya han asistido a las reuniones representes de otras asociaciones de vecinos cercanas. “En el barrio de San Lázaro hemos pagado por las casas cantidades astronómicas porque era un barrio tranquilo y peatonal. Si ahora nos ponen eso ahí nos hunden vivos”, justifican los vecinos sobre su actitud ante un posible comedor social en el barrio.

De la reunión con el Consistorio aseguran: “Salimos cabizbajos pero con más documentación de la que teníamos y más ganas de pelear. Le hemos visto los dientes al lobo”.

Por su parte, el Ayuntamiento de Granada asegura que todo lo tramitado hasta la fecha con el solar es correcto y no hay motivos para impedir la construcción del edificio que tiene planeado el Arzobispado. El concejal de Urbanismo explica que el solar pertenece a la iglesia por una permuta que se realizó en la época de Díaz Berbel. “Esto se formalizó en el año 2000 administrativamente, aunque no se escrituró hasta 2009. En 2017, el Ayuntamiento, ante las reiteradas peticiones de la asociación de vecinos para que el Arzobispado limpiara el solar, y como tampoco habían edificado como se acordó, se inscribió en el registro de solares. A partir de ahí, ellos presentaron su proyecto en tiempo y forma”.

“Cuando un solar es inscrito en el registro de solares, si no edificas, la ley andaluza da la opción de la venta forzosa. Pero como han presentado su proyecto, han demostrado la voluntad de construir”, aclara el Fernández Madrid quien explica que acordó con los vecinos que solicitarían por escrito una petición para tener acceso a los documentos del proyecto, que lleva por título Casa parroquial, por lo que no cuestiona el uso que se dará al futuro de edificio.

“En cualquier caso, nosotros estamos informando del proyecto de obra, no del de usos. Luego la iglesia tendrá que tramitar una licencia de actividad y si no tiene uso religioso no se le dará una licencia de actividad. No pueden poner cualquier cosa”, afirma el edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios