Granada

Tomás Olivo compra el edificio de Telefónica

  • La sede de la histórica compañía luce unos vinilos de General de Galerías Comerciales

El edificio con el cartel de General Galerías Comerciales. El edificio con el cartel de General Galerías Comerciales.

El edificio con el cartel de General Galerías Comerciales. / c g.

Comentarios 1

El histórico edificio de Telefónica situado en la calle Reyes Católicos ha sido adquirido por el propietario del Centro Comercial Nevada Tomás Olivo. En las últimas semanas ha aparecido un cartel en las ventanas de esta emblemática sede de la compañía de teléfonos que indica que ha pasado a manos de General de Galerías Comerciales Sociedad Limitada del empresario murciano.

Durante años el edificio estuvo inmerso en la polémica. En los últimos tiempos albergó en sus locales a pie calle un establecimiento de kebab con una estética moderna que resaltaba sobre la forma clásica de la construcción.

Según el catálogo de la Junta de Andalucía, el edificio, situado en el número 55 de la calle Reyes Católicos es obra del arquitecto madrileño Paulino J. de Gayo, que fue el primero de hormigón armado construido en Granada. Se trata de una incursión de los estilos arquitectónicos de la época (Escuela de Chicago), en contraste con las reminiscencias historicistas que aparecían en los edificios contiguos de la Gran Vía.

Este mismo catálogo detalla que, a pesar de la innovación, el edificio de tres fachadas y tres plantas más baja, sigue manteniendo elementos de composición clásica, como son la división en tres cuerpos, separados por cornisas, la arcada en el cuerpo alto, el remate decorativo de cada uno de los huecos. Tiene fachadas laterales a las calles Abenamar y Joaquín Costa y se destinó a la instalación de la central automática para la nueva red urbana y las oficinas de la compañía en Granada.

Todo el edificio está estructurado con un conjunto de huecos de mayor dimensión, gracias a este nuevo sistema constructivo. Esta amplitud de los vanos y la contenida referencia a elementos historicistas, moldura de formas quebradas que enmarcan la portada y al uso de ménsulas tanto encima de ésta como de los vanos del primer y segundo piso, permiten que este edificio se diferencie en su fachada del resto de inmuebles de renta construidos en Reyes Católicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios