Covid-19

UCRI: cómo salvar vidas de las garras del coronavirus en Granada

Entrada a la UCRI del Hospital Virgen de las Nieves de Granada

Entrada a la UCRI del Hospital Virgen de las Nieves de Granada / G. H.

Una de las imágenes más alarmantes y hasta un punto perturbadoras de las pandemia en Granada fue ver cómo, debido al aumento descontrolado de los contagios y, por consiguiente, de pacientes con problemas respiratorios a causa del coronavirus, la capilla del Hospital Virgen de las Nieves de Granada se convertía en una Unidad de Cuidados Intensivos. Camas altamente equipadas para salvar vidas donde normalmente hay bancos, y en vez de ventanas a la calle, vidrieras con representaciones divinas. Hasta tal punto llegó la pandemia en Granada. Pero esta imagen no se ha repetido en más de un año. A pesar de la terrible virulencia que ha asolado el planeta entero a causa de la variante ómicron del Covid-19, y de que se han batido todos los récords de infecciones, además de una menor gravedad de los casos asociada a esta mutación, en los hospitales se ha sabido gestionar mucho mejor esta nueva oleada. Hasta el punto de salvar vidas gracias a la puesta en marcha, primero y de forma pionera en Andalucía en el Hospital Virgen de las Nieves, y posteriormente aunque a menor escala en el Clínico San Cecilio del PTS, de la UCRI: la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios. Así se han salvado vidas en Granada de las garras del SARS-CoV-2.

Esta unidad consiste en un estadío intermedio entre la hospitalización convencional por Covid y la entrada en las Unidades de Cuidados Intensivos. De forma consensuada por varios servicios del hospital, pero en especial las áreas de Neumología y Cuidados Intensivos, se aprobó un protocolo con unos determinados niveles de saturación de oxígeno en sangra de los pacientes con coronavirus. Si un paciente en planta requiere de soporte de ventilación, se le asigna a una UCRI que la mantiene monitorizado en todo momento, que le ofrece ventilación de apoyo, pero sin la necesidad de llegar a intubar o con métodos no invasivos sobre el paciente, lo cual ha evitado "problemas y complicaciones derivados de la intubación, la ventilación mecánica, infecciones, y otras cosas que van aparejadas al ingreso en UCI", explica la jefa de servicio de Neumología, Concepción Morales.

Concepción Morales, al frente del equipo UCRI del Virgen de las Nieves Concepción Morales, al frente del equipo UCRI del Virgen de las Nieves

Concepción Morales, al frente del equipo UCRI del Virgen de las Nieves / G. H.

La UCRI del Virgen de las Nieves es un orgullo para el hospital granadino. "Es una unidad pionera en Andalucía y una de las más grandes de España", se congratula el director médico del complejo hospitalario, Manuel Liñán. Recuerda que "en Madrid se diseñó una UCRI en la primera etapa de la pandemia, pero ya de una forma reglada y cuando hemos tenido más conocimiento de la enfermedad, ha sido en Granada", añade el médico que destaca que la Sociedad Española de Neumología en su último congreso elogió el modelo del hospital Virgen de las Nieves.

"Nos pusimos en marcha durante la pandemia, a finales de abril de 2021 por la cantidad de fallos respiratorios que da el Covid. Llevamos casi un año y se han evitado muchos ingresos que en ese momento hubieran necesitado UCI de no haber tenido UCRI", cuenta Concepción Morales. No hay datos aún oficiales de cuántas personas han podido salvar la vida, o en qué proporción se ha evitado el colapso o saturación de las Unidades de Cuidados Intensivos con esta UCRI, pero "para hacernos una idea, en las otras oleadas de la pandemia tuvimos que habilitar camas en la capilla. Este año, con esta sexta ola, no nos esperábamos esta virulencia, pues en lo alto más no hemos tenido más de 14-15 pacientes con la de Trauma. Si no hubiéramos tenido la UCRI nos hubiéramos desbordado y nos tendríamos que haber ido a los planes de contingencia. Mi impresión es que se hubiera doblado o triplicado. De no haber estado la UCRI", relata Manuel Liñán. Hasta el mes de febrero, pico de la sexta ola, unos 200 pacientes de cerca de 500 en total fueron atendidos con ventilación mecánica no invasiva en esta unidad.

Pantallas de monitorización de pacientes UCRI Pantallas de monitorización de pacientes UCRI

Pantallas de monitorización de pacientes UCRI / G. H.

Pero la idea de implantar una UCRI en el Virgen de las Nieves venía de antes de la crisis sanitaria. "Queríamos poner una UCRI de unas cuatro camas, que es lo que pensábamos que podíamos necesitar para pacientes que necesitan estos cuidados no por Covid, vino la pandemia, y nos hizo que de la UCRI de cuatro camas pasáramos a una de las más grandes que hay en España". La unidad cuenta con 21 camas, de las que 17 son de presión negativa y con filtros HEPA, algo "bueno en patologías infecciosas" como el coronavirus "porque mantienes el aire renovado continuamente". Todas las camas están monitorizadas.

Esta unidad formó parte de una de las grandes reformas del hospital a causa del Covid llevada a cabo por la Consejería de Salud hace uno año, que en el área de Neumología incorporó 12 habitaciones especiales para pacientes que requieren aislamiento, de las cuales 8 eran específica para la UCRI. La inversión requirió de 1,5 millones de euros de la administración autonómica. Además, se trata de una unidad que en su máxima extensión es replegable, por lo que de no ser necesaria tantas camas, de cuatro en cuatro se van ampliando u recortando para ganarlas en hospitalización ordinaria.

Se reformó entonces una superficie de 645 metros cuadrados, distribuidos en 16 habitaciones, 12 de ellas con presión negativa, un despacho, una sala de información a familiares, sala de preparación de farmacia, control de enfermería y médico, sala de estar y dos almacenes. Todas las habitaciones cuentan con un nuevo sistema de monitorización que registra las constantes del paciente, tales como la tensión arterial, saturación de oxígeno y electrocardiograma, entre otras. Tanto el personal de enfermería como el facultativo, desde los controles, vigila y valora esta información para ofrecer la mejor asistencia sanitaria en cada momento.

Una enfermera explica un procedimiento a unas compañeras en la UCRI Una enfermera explica un procedimiento a unas compañeras en la UCRI

Una enfermera explica un procedimiento a unas compañeras en la UCRI / G. H.

Además, otra de las ventajas de esta unidad tiene mucho que ver con la llamada 'humanización' del trato con el paciente. Esta unidad cuenta con habitaciones individuales, que también pueden ser dobles porque "hemos visto que los pacientes Covid están mejor acompañados por otro enfermo, y tienen posibilidades de tener un poco de intimidad y contacto, porque no requieren de tanto cuidado como en una UCI", explica Concepción Morales.

Unas unidades que además suponen un avance en la atención de las enfermedades respiratorias en los hospitales. "En la pandemia había poco conocimiento científico sobre el virus, pero nos ha dado la oportunidad de tratar a estos pacientes en una UCRI y esto ha abierto una puerta de cara al futuro", se sincera Manuel Liñán. Cuando la pandemia se estabilice o pase a ser estacional, las UCRI como la del Virgen de las Nieves se quedarán y se exportarán a otros centros. "Tanto para pandemias como para otras enfermedades respiratorias que vengan en época estacional, esto ha venido para quedarse como un trabajo entre Urgencias, Neumología y UCI, como un eslabón más en la atención sanitaria", sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios