Granada

La UGR pide a la Junta adelantar selectividad de septiembre a julio

  • Los alumnos de primero de títulos con plazas vacantes son los últimos en empezar las clases

Selectividad en la Facultad de Medicina del PTS. Selectividad en la Facultad de Medicina del PTS.

Selectividad en la Facultad de Medicina del PTS. / álex cámara

"El Rectorado pedirá formalmente a la Junta de Andalucía el adelanto de la convocatoria extraordinaria de la Pebau de septiembre a julio para permitir a todos los estudiantes matricularse antes del comienzo del curso académico". La Delegación General de Estudiantes (DGE) ha adelantado, a través de una nota de prensa, la petición que la Universidad de Granada prevé remitir a la Junta de Andalucía para eliminar la convocatoria de septiembre de la conocida como Selectividad y rebautizada como Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (Pebau).

La petición de la Universidad de Granada -y que ha dado a conocer la DGE- tiene sentido en relación a su propia decisión de adelantar el inicio del curso académico a mediados de septiembre -cuando lo tradicional era hacerlo a primeros de octubre- y eliminar los exámenes de septiembre, que pasan a celebrarse bien después de la convocatoria ordinaria (semestres cerrados) o en julio (semestres abiertos). Uno de los motivos esgrimidos para este cambio fue el de facilitar la gestión de los procesos de matrícula, algo que, en el caso de los estudiantes de primer curso, no podía cumplirse al existir una convocatoria extraordinaria de la Selectividad en septiembre. De hecho, este curso académico las clases comenzaron para el grueso de la comunidad universitaria el 13 de septiembre. Los de primer curso en titulaciones con plazas vacantes en septiembre tuvieron que esperar al 25 de ese mes para estrenar el año académico.

Fuentes de la UGR reconocieron ayer que "tras la aprobación definitiva del calendario, se ha solicitado en varias ocasiones a la Junta una modificación de las fechas de realización de la prueba de acceso de septiembre, para ajustarlas a la nueva realidad". Es por lo que "se insistirá en la conveniencia del cambio, que permitiría aprovechar al máximo las ventajas asociadas al adelanto del inicio del curso".

La misma nota en la que se anuncia la intención de la UGR de pedir el adelanto de septiembre indica que "mientras tanto, se permitirá la intensificación de los cursos de primero en los que haya estudiantes que se hayan tenido que matricular en septiembre, pidiendo a los centros la publicación de los horarios de estas clases".

Lo habitual es que en la convocatoria de junio se presenten unos cinco mil alumnos, casi todos de segundo de Bachillerato. El índice de aprobados en la ordinaria suele superar con holgura el 90%, aunque en la última edición se quedó en el 89%, porcentaje del que se culpó a la incertidumbre que rodeó la confección de la prueba durante los meses previos. En cuanto a septiembre, en la última convocatoria se presentaron en la provincia de Granada 1.413 estudiantes. La tasa de aprobados en la extraordinaria baja notablemente. Por ejemplo, en 2016 fue del 76,8%. Los alumnos que superan esta prueba se encuentran con que la oferta de títulos con plaza es mínina -apenas una veintena de grados se quedan con puestos vacantes en septiembre- y, administrativamente, los sucesivos procedimientos alargan los trámites para formalizar el ingreso hasta octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios