Granada

La Unesco elabora un catálogo de 12 medidas para 'salvar' el Albaicín

  • El presidente de la institución se reunió ayer con el delegado de Cultura para presentarle los problemas que amenazan el barrio Patrimonio de la Humanidad y prevé reunirse con el Ayuntamiento de Granada

Comentarios 5

El Centro Unesco de Andalucía presentó ayer a la Delegación de Cultura de Granada un catálogo con los doce principales problemas que no han sido resueltos en el barrio del Albaicín desde que en 1994 fuera declarado Patrimonio de la Humanidad. El documento, que será también remitido al Ayuntamiento de Granada, con el que esperan mantener una reunión en breve, incluye también las posibles soluciones a estas cuestiones.

Al término de la reunión en la Delegación de Cultura, el presidente de la Unesco en Andalucía, Miguel Carrascosa manifestó que la intención de la Unesco no es "poner en ridículo" al Consistorio granadino sino promover el "diálogo entre las instituciones encargadas y preocupadas del patrimonio" con la intención de mejorar su conservación. Según insistió, el único objetivo que se persigue con estas reuniones es que se trabaje para solucionar estos problemas "desde la unión institucional".

Para tranquilizar los ánimos, en la rueda de prensa que se ofreció para aclarar el contenido de la reunión, tanto Carrascosa como el delegado de Cultura, Pedro Benzal, descartaron que el barrio pueda perder su catalogación de Patrimonio de la Humanidad porque en los últimos años se han realizado actuaciones que han mejorado su estado. Según declaró Benzal, el deseo de ambos es que el Albaicín esté en perfectas condiciones cuando se cumpla el 15 aniversario de su declaración como Patrimonio de la Humanidad

En el citado documento, que todavía no se ha remitido a la sede de la Unesco en París, las preocupaciones de la institución están centradas en el entorno del Albaicín y abarcaban una docena de medidas que han estado en la palestra en los últimos meses: las pintadas en Bienes de Interés Cultural, las actuaciones ilegales, el expolio de elementos arquitectónicos, la ocupación ilegal de viviendas, la puesta en valor del Maristán, la eliminación de las antenas, el PEPRI o el PGOU, entre otras.

Para el responsable de la Unesco en Andalucía, a pesar de todas las actuaciones que han mejorado el estado del barrio en la última década, problemas como el de las tapias caídas o las pintadas ofrecen una imagen "bochornosa" del Albaicín.

Ante este deterioro, además de reunirse cuanto antes con el Ayuntamiento de Granada, entre otras medidas la Unesco planea organizar unas jornadas para concienciar a los trabajadores públicos y a toda la sociedad de la importancia del patrimonio artístico que pueden estar presididas por el director del Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco, Francesco Bandarín.

Benzal, quien señaló que "la institución comparte al 99% los planteamientos de la Unesco" manifestó su intención de "caminar de la mano" para conservar el patrimonio de este barrio granadino y añadió que la Delegación está abierta al diálogo con otras administraciones, con las asociaciones vecinales y con otros colectivos sociales para escuchar sus propuestas.

En esta línea de apertura a la colaboración por el bien del patrimonio, el delegado de Cultura negó que la Junta se haya desvinculado económicamente de la conservación del Albaicín, como había señalado la concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento, Isabel Nieto, quien le recriminó que deje esta tarea en manos de la entidad local, pese a ser la "administración más pobre". "Es importante que en una ciudad como Granada el patrimonio se vea como un elemento positivo y no negativo, ya que es un bien histórico que todos deben proteger desde el ámbito de sus competencias", respondió ayer el delegado de Cultura.

Menos veladas fueron las críticas que recibió ayer el Ayuntamiento de Granada por su gestión en el Albaicín. El grupo municipal del PSOE criticó también el "uso pésimo" que ha hecho el alcalde de la ciudad con los fondos recibidos para regenerar y conservar el barrio del Albaicín. El concejal de esta formación en el Ayuntamiento, José María Rueda, dijo que los habitantes del Albaicín y los granadinos en general están "cansados y hartos" de que el PP haya gastado gran parte de la financiación proveniente de los Fondos Urban de la Unión Europea en "poner losetas" en lugar de acometer una "verdadera regeneración" de la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios