Elecciones 26M

Unidas Podemos critica el plan para los Cármenes y duda de su legalidad urbanística

  • La convergencia plantea dedicarlo exclusivamente a uso deportivo par disfrute de toda la ciudadanía

Campo de Fútbol propuesta de Unidas Podemos-Adelante Granada Campo de Fútbol propuesta de Unidas Podemos-Adelante Granada

Campo de Fútbol propuesta de Unidas Podemos-Adelante Granada

La manzana de Los Cármenes es ya la manzana del deseo en Granada. Los partidos presentan proyectos para ocupar ese espacio en torno al estadio municipal y al Granada CF. El último, Unidas Podemos-Adelante Granada, que plantea utilizar todos los espacios libres para pistas deportivas.

La convergencia criticó ayer el proyecto Granada Experience Park presentado hace una semana por el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, dentro de un plan de cesión de la manzana completa al Granada CF y que incluye la remodelación del estadio y la ocupación con zonas deportivas y de restauración de todos los alrededores, también del Palacio de Deportes.

Según la número 2 de Unidad Podemos-Adelante Granada para las próximas municipales, Elisa Cabrerizo, esta parcela y sus edificios son de propiedad municipal pero el uso del estadio de fútbol está cedido al Granada CF, una sociedad anónima deportiva cuyo principal accionista es la empresa Daxian 2009 SL, propiedad a su vez de la sociedad Link International SportsLimited, presidida por el empresario chino Jiang Lizhang.

La candidatura Unidas Podemos-Adelante Granada entiende que el Ayuntamiento de Granada debe velar, ante todo, por los intereses de todos los granadinos y estiman que esos intereses podrían verse perjudicados por el proyecto Granada Experience Park en favor de un beneficio puramente privado.

A juicio de Cabrerizo, el proyecto tiene unas implicaciones de tal magnitud que debería ser estudiado cuidadosamente por la próxima corporación municipal y abordarse únicamente tras un sosegado debate ciudadano que sopese los pros y los contras de la operación y las condiciones de su realización total o parcial. "La cesión del uso de patrimonio municipal a intereses privados por un período de entre 30 y 40 años, según el propio Ayuntamiento, no puede decidirse a la ligera".

Si el alcalde se ha limitado a anunciar un principio de acuerdo que no se tiene previsto concretar antes de las elecciones, la rueda de prensa del pasado día 5 sería un acto puramente electoralista, dicen desde la convergencia. "Si, por el contrario,tiene intención de tramitar las concesiones y firmar los acuerdos antes de las elecciones, nos encontraríamos ante un hecho aún más grave: la entrega de patrimonio de la ciudad a capital privado en condiciones de manifiesta incertidumbre".

Esta incertidumbre tiene dos fuentes. Por un lado, las dudas que plantea la legalidad de la operación, dada la catalogación urbanística de la totalidad de la parcela en cuestión como suelo de uso terciario deportivo, lo cual tiene como consecuencia que la construcción en la misma de algunas de los equipamientos proyectados (un parking, un cine, bares y restaurantes), exigiría una modificación del PGOU difícilmente justificable ante la opinión pública. En segundo lugar, el proyecto plantea numerosos interrogantes con respecto a sus beneficios para la ciudad de Granada.

Los habitantes de esta, en efecto, estarían cediendo una porción de su patrimonio a los accionistas de la sociedad anónima deportiva que evidentemente esperan obtener un beneficio económico como resultado de esa cesión. Ahora bien, ¿cuáles serían los beneficios para la gente de Granada? "La necesidad de más zonas verdes y áreas deportivas al aire libre está tan presente en el imaginario colectivo de nuestra ciudad que los promotores de esta intervención han sentido la necesidad de utilizar la palabra “park” para referirse a ella". "Pero tras esta palabra parece ocultarse más hormigón, la compactación de una parcela con más edificaciones y, en definitiva, no un parque sino un parking”. "La gente de Granada merece, al menos, que se le dé algo más de tiempo para conocer mejor el proyecto y pensar bien si es eso lo quiere hacer con su patrimonio", aseguran.

"Cuando el beneficio público es tan dudoso y las ganancias privadas pueden resultar tan abultadas, se impone cuando menos la prudencia", por lo que piden al alcalde que "no se precipite y que permita a la próxima corporación estudiar este proyecto con suficiente tiempo, transparencia y participación ciudadana".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios