La Universidad de Granada ya tiene protocolo de atención para estudiantes vulnerables al coronavirus Los estudiantes de la UGR vulnerables al coronavirus podrán tener docencia y evaluación virtual

  • Pueden acogerse los universitarios con problemas cardiovasculares, pulmonares, tratamientos por asma, inmunodepresión, cáncer, entre otras patologías, así como aquellos con personas dependientes a su cargo

  • Tendrán que solicitarlo ante el Vicerrectorado de Estudiantes y Empleabilidad

Imagen de archivo del Hospital Real, sede de la UGR Imagen de archivo del Hospital Real, sede de la UGR

Imagen de archivo del Hospital Real, sede de la UGR / G. H.

Estudiantes con problemas cardiovasculares o pulmonares -incluido el asma en tratamiento continuado-, con enfermedad hepática crónica severa, diabetes no controlada, obesidad mórbida, inmunodepresión, cáncer en fase de tratamiento, otras patologías severas o que sean cuidador principal de personas en situación legal de dependencia que presenten este tipo de circunstancias de salud. Estos son los que forman parte del grupo de "personas vulnerables" de la Universidad de Granada (UGR) y que, previa solicitud, podrán acogerse al nuevo programa de atención aprobado por la institución universitaria durante la pandemia del coronavirus.

Durante la sesión extraordinaria del Consejo de Gobierno de la UGR, que se celebró este lunes, ha sido aprobado el Reglamento para atender a aquella parte del estudiantado considerada vulnerable al Covid-19, en lo que se refiere a efectos de la adaptación de la docencia y la evaluación durante el curso que acaba de comenzar, el 2020-2021.

Según se recoge en el procedimiento aprobado por el Consejo de Gobierno de la Universidad, los estudiantes matriculados en enseñanzas de Grado o de Máster Universitario que se impartan en centros de la UGR podrán acogerse a estas medidas solicitándolo ante el Vicerrectorado de Estudiantes y Empleabilidad.

Para dicha concesión, estos estudiantes tendrán que presentar los informes pertinentes -médicos en caso de presentar alguna patología o el documento expedido por el organismo competente que acredite su condición de cuidador principal de una persona dependiente- que los reconozcan formalmente como vulnerables o pertenecientes al grupo de riesgo, con el fin de que se les pueda aplicar la adopción de las medidas de adaptación de su docencia y evaluación que sean oportunas.

Tal y como recoge el protocolo, una vez sea aprobada la situación del estudiante vulnerable, el profesorado deberá adoptar la medida de docencia y evaluación virtual en relación con el contenido que se incluye en la Guía Docente de las asignaturas objeto de esta adaptación. Si bien, en aquellos casos de que esto no fuese posible a tenor de las características del plan de adaptación del centro, se procedería a adaptar la docencia y la evaluación de tal forma que "se garantice, en todo caso, la adquisición de competencias previstas y la evaluación continua en las asignaturas objeto de esta adaptación".

Según detalla el protocolo -en caso de que a un estudiante le sea concedido, lo tendrá vigente hasta que desaparezca la alerta emergencia sanitaria del coronavirus-, en estos casos también se podrá solicitar la Evaluación Única Final, según el procedimiento establecido, la cual deberá ser concedida al alumno.

Consulte aquí el reglamento al completo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios