Reacciones

Así vive Vox Granada la noche electoral del 10-N: en la discoteca talismán

  • Crece la ambientación en la Sala Aliatar, con una alegría contenida por los resultados a nivel nacional

Onofre Miralles y Francisco José Ocaña, esta noche en el Aliatar Onofre Miralles y Francisco José Ocaña, esta noche en el Aliatar

Onofre Miralles y Francisco José Ocaña, esta noche en el Aliatar / Carlos Gil

"Un año puede durar esto". Esos son los comentarios generalizados que se escuchan entre los asistentes al recuento de Vox en Granada. Es decir, que puede surgir un Gobierno de corte izquierdista pero muy complicado de gestionar. Incluso con una posible grosse koalition a la alemana entre PSOE y PP pronostican nuevas elecciones más pronto que tarde, y que en ellas arrebatarían a los populares su espacio "de la misma forma que lo ha perdido Ciudadanos".

Los comentarios y los análisis políticos se detienen cuando en las pantallas aparecen Gabriel Rufián, líder de ERC, y Pablo Iglesias, de Unidas Podemos. En esos momentos, un grupo de una veintena de simpatizantes de Vox en Granada insultó a ambos políticos, desde un suave "golfo", "fuera" o "fracasado" a menciones a las madres de los candidatos de la izquierda, que no tuvieron continuidad, como un "viva Franco" de una persona que tampoco fue secundado.

Esos insultos se tornaban en aplausos cuando conectaban la televisión con la sede central de Vox en Madrid, y asomaba por una de sus ventanas Iván Espinosa de los Monteros apretando los puños.

Mientras tanto, Onofre Miralles aguardaba al speech de su líder mientras era felicitado por sus compañeros de partido en Granada, a pesar de no lograr el escaño que le hubiera mandado a Madrid.

La Sala Aliatar, donde Vox sigue los resultados La Sala Aliatar, donde Vox sigue los resultados

La Sala Aliatar, donde Vox sigue los resultados / Carlos Gil

Alegría contenida

Nerviosismo, tensa espera, jamón, queso, y alguna copa ha caído a estas alturas de la noche en la Sala Aliatar, la céntrica discoteca antiguo cine de culto que ha escogido el gran ganador de la noche, el partido de extrema derecha Vox, que en Granada mantiene a estas alturas de la noche a su única diputada, Macarena Olona, y que pugna por conseguir un segundo escaño que sería histórico con el PP.

Por eso, aunque el ambiente es de cierta alegría contenida, la expectación es total ante la gran pantalla que emite las imágenes de Antena 3. El ascenso del partido se valora con sonrisas entre los simpatizantes que poco a poco empiezan a llegar a la sala desde los diferentes colegios electorales.

Hay muchos comentarios y algunos aplausos cada vez que el recuento entrega un diputado más a la formación de Santiago Abascal, que se tornan en celebración cuando sale el triunfo obtenido en la Ciudad Autónoma de Ceuta.

Precisamente, Vox comparecerá después de que su líder nacional comparezca, que está previsto según fuentes del partido en Granada, será a las 22:30 horas. Será Onofre Miralles, concejal en el Ayuntamiento de la capital y número 2 de la candidatura, que acaba de llegar a la sala, quien explique las sensaciones de su partido.

Por dentro, los comentarios siguen siendo de satisfacción contenida. Lamentan no haber logrado sumar en las mesas del centro de la capital, pero se han sorprendido por haber 'rascado' en barrios obreros como la zona Norte, donde en una de las mesas, la de la estación de Bomberos, han quedado segundos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios