Granada

El acelerador despeja su financiación: Europa asegura el 75% del proyecto

  • El foro europeo ESFRI otorga su total respaldo al IFMIF-Dones para llevar a cabo el proyecto en la localidad de Escúzar

Polígono en la localidad granadina de Escúzar donde se llevaría a cabo el proyecto de ganar la candidatura en 2019. Polígono en la localidad granadina de Escúzar donde se llevaría a cabo el proyecto de ganar la candidatura en 2019.

Polígono en la localidad granadina de Escúzar donde se llevaría a cabo el proyecto de ganar la candidatura en 2019. / archivo

Comentarios 1

El proyecto del acelerador de partículas con sede en Escúzar cuenta con una pátina más de realidad: la financiación. O al menos la mayor parte de ella, en concreto, el 75% de un total que tendrían que completar socios que se adhirieran a la iniciativa. Así lo confirmaba ayer a Granada hoy Carlos Alejaldre, director técnico de la candidatura española, tras acabar la reunión en la que presentó la hoja de ruta del IFMIF-Dones junto a otros proyectos en el Foro Estratégico Europeo de Infraestructuras de Investigación (ESFRI) que se celebra esta semana en Viena.

ESFRI actúa como incubadora de proyectos y proveedor de los fondos específicos para poner en marcha y potenciar esta candidatura. Con esto sobre la mesa, solo queda esperar a que se decida el lugar de ubicación del proyecto en 2019 o 2020. Para ese momento Alejaldre espera que la candidatura tenga fuerza suficiente.

La candidatura la disputan Granada y Japón y la resolución será el año próximo

Uno de los puntos clave de esta fortaleza viene por "la importancia que tiene el haber sido declarado proyecto estratégico por este foro tan prestigioso". Es un espacio al que el propio Consejo de Ministros europeo le encarga que realice el trabajo de identificar cuáles son las infraestructuras de investigación que son estratégicas para el continente.

"Durante un año hemos estado peleando para conseguir que se incluyera la candidatura granadina en ESFRI", explica el director. Con esto se estrechó un cerco importante al quedar como único competidor la sede japonesa.

El hecho de que la sede española sea Granada es otra baza que Alejaldre espera que se tenga muy en cuenta y de hecho, su acogida tras la reunión de ayer fue "muy positiva". Granada es un emplazamiento muy atractivo para acoger el proyecto, ya que, como dice el director, además de la importancia de contar con la financiación suficiente, también es capital que la ciudad elegida sea capaz de atraer a los mejores profesionales.

En este sentido la Universidad de Granada es un actor clave gracias a "su potencia". De manera permanente en la planta trabajarían unas 200 personas, mientras que por periodos llegaría "muchísima gente" a Granada. "Por lo que por un lado, deben tener interés en la infraestructura, pero por otro deben tener el atractivo de una ciudad donde poder pasar una temporada".

Por otro lado, aparece la necesidad de reforzar aún más el proyecto con la creación de un consorcio y una oficina técnica que haga cristalizar la iniciativa también en mayoría de presupuesto tanto de construcción como operativo. Estas cuestiones que se abordarán a finales de este mes, según el director.

Después de que ESFRI catalogara la candidatura como estratégica este es el siguiente paso a abordar. Hasta el momento, la mayor parte del trabajo técnico del proyecto se desarrolla de el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), que lidera la iniciativa.

Con un presupuesto de construcción de entre 400 y 600 millones de euros, esta instalación pretende ser una planta de producción eléctrica de fusión, dentro del proyecto del Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER) que se está construyendo en el sur de Francia. La participación española en el proyecto está liderada por el Ciemat, con la colaboración del Ministerio de Ciencia, la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento de Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios