Granada

El aislamiento se agiganta con el corte por meses de las líneas a Sevilla y Algeciras

  • Adif aún no tiene una evaluación de daños ni previsión de tiempo para arreglar los tramos afectados por las riadas

La estructura del puente ferroviario en el río, en una imagen tomada desde el puente de la carretera, que resistió. La estructura del puente ferroviario en el río, en una imagen tomada desde el puente de la carretera, que resistió.

La estructura del puente ferroviario en el río, en una imagen tomada desde el puente de la carretera, que resistió. / julio muñoz / efe

Granada pasará los últimos meses de desconexión ferroviaria más aislada todavía si cabe. El corte de la circulación entre la provincia granadina con Málaga, Sevilla y Algeciras se prolongará durante más tiempo del estipulado, según estiman técnicos de Adif consultados. La razón principal, los graves desperfectos en varios puntos de la línea convencional. Uno de ellos en la localidad sevillana de Aguadulce, donde las fuertes tormentas del pasado fin de semana en la zona se llevaron por delante la estructura metálica de un puente que sostenía las vías. La otra, un inmenso socavón de varios metros de distancia y profundidad entre las estaciones malagueñas de Bobadilla y Campillos.

Técnicos de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) siguen evaluando los graves daños que las riadas del pasado fin de semana causaron en la línea férrea convencional (la del AVE no está afectada) que conecta Sevilla, Málaga y Granada en varios puntos de la Sierra Sur de Sevilla y el entorno de Campillos, en Málaga.

Las obras del puente de Aguadulce y el tramo Bobadilla-Campillos se tramitarán con urgencia

Según explicó un portavoz de Adif, la situación es tan "complicada y dificultosa" sobre el terreno que hay puntos en los que personal sólo puede acceder a pie, ni siquiera en vehículos 4x4.

Así las cosas, no hay una evaluación de los daños ni previsión de lo que hay que hacer, el tiempo y el presupuesto que serán necesarios para ello. Los viajeros que usan estas líneas tendrán que habituarse a los autobuses, que Renfe ha habilitado como alternativa, pero en los que el compromiso de puntualidad que hay con los trenes de Media Distancia ha quedado en suspenso. Los tiempos de recorrido son otros y las posibles incidencias por la coincidencia con el tráfico rodado, también.

Esta situación sobrevenida por los daños del temporal se une al hecho de que la conexión por tren con Granada y Almería tampoco era completa antes. Desde hace tres años y medio hay que transbordar en autobús en la estación de Antequera-Santa Ana, por las obras del AVE hasta Granada, que llevan un importante retraso que, en teoría, deberá acabar en junio de 2019 con la llegada del AVE tal y como anunció el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, el mes pasado. Las vías de los trazados de alta velocidad no están afectadas por las riadas.

Como ejemplo de los daños que se están encontrando ahora, un portavoz de Adif destacó que en el tramo de Bobadilla a Campillos, en la provincia de Málaga, hay un socavón donde estaba la vía de 20 metros de profundidad y 100 de longitud, lo que implica una compleja obra de estabilización antes de reponer vías. Este tramo une Granada con Algeciras y forma parte del Corredor Mediterráneo.

Tampoco se ha evaluado cuánto supondrá el proyecto para reconstruir el puente de hierro de Aguadulce que la crecida del río Blanco se llevó por delante, la madrugada del domingo, a unas horas en las que ya no estaba programado el paso de ningún tren. Cuando se sepa lo que hay que hacer, las obras se acometerán por la vía de urgencia, lo que acortará los plazos de licitación, por ejemplo. Pero no será rápido.

La pérdida de esta estructura metálica es el daño más grave que se ha producido en la provincia de Sevilla, en una situación que ya se dio en Aguadulce en el año 1949, cuando otra riada, que causó pérdidas humanas, también se llevó por delante la línea férrea.

Además de en ese punto, en Sevilla hay daños por desguarnecido de la vía y desplazamiento de ésta entre Marchena y Osuna y entre Osuna y Pedrera, estaciones de paso en la línea convencional entre Granada y la capital de Andalucía. Adif está haciendo acopio de material y maquinaria en diversas estaciones (La Roda y Majarabique, entre otras) para afrontar los trabajos más urgentes.

Para trata de paliar estos cortes en las líneas, Renfe estableció el pasado lunes un plan alternativo de transporte para las tres líneas de Media Distancia en Andalucía y para los Altaria Madrid-Algeciras, que están afectados por esta situación, así como para todas las estaciones intermedias en las que los trenes Media Distancia tienen parada habitualmente, que son numerosas (Osuna, Marchena, Pedrera, entre otras).

En el caso de la línea Sevilla-Málaga, los usuarios pueden hacer el recorrido en tren sólo entre Sevilla y Utrera. Desde ahí, se hace transbordo por carretera hasta Málaga. Hay un autobús directo entre las capitales y otros que van entrando en los distintos municipios, para los viajeros de estaciones intermedias.

El sentido inverso, de Málaga a Antequera, el recorrido se hace al completo por carretera. En la medida de lo posible, Renfe encaminará a los viajeros a trenes Avant, que circulan por la vía del AVE pasando por Córdoba, pero sólo hasta que queden plazas disponibles en éstos.

Para la línea entre Sevilla y Granada, el trayecto se hace también en tren entre Sevilla y Utrera y de ahí en autobús hasta Antequera-Santa Ana, donde el trayecto en tren ya se interrumpía. En sentido Granada-Sevilla, es en autobús al completo.

El recorrido Algeciras-Granada se hace por tres en el tramo Algeciras-Ronda y por carretera hasta Antequera.

En cuanto a los servicios de larga distancia, los viajeros del Altaria Madrid-Algeciras realizan el trayecto en AVE hasta Málaga y de aquí por carretera, hasta el destino.

Otro de los servicios que se ven afectados son los del tren turístico Al-Andalus, el único que arribaba a la estación de la Avenida de Andaluces durante el periodo de aislamiento ferroviario de la capital. Este convoy tenía prevista su última salida de la temporada 2018 desde la estación de Santa Justa en Sevilla el pasado lunes. Sin embargo, parte del trazado que recorre este tren pasa por los puntos afectados por la riada en su camino hacia Ronda y Granada. Consultadas por este periódico fuentes de Renfe, afirmaron que no tenían ningún tipo de incidencia con este tren a pesar de la coincidencia del trazado de la atracción con el de las vías y puentes deteriorados por las tormentas del pasado fin de semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios