Sanidad

Salud sofoca la alarma por los casos de paperas en Alhama: "entran dentro de la normalidad"

  • Salud pide tranquilidad a la población y enfatiza en que estos casos pueden producirse ya que la vacuna contra la parotiditis no es 100% efectiva

Salud sofoca la alarma por los casos de paperas en Alhama: "entran dentro de la normalidad" Salud sofoca la alarma por los casos de paperas en Alhama: "entran dentro de la normalidad"

Salud sofoca la alarma por los casos de paperas en Alhama: "entran dentro de la normalidad"

Salud Pública pide tranquilidad y enfatiza que los 15 casos de parotiditis (paperas) registrados en las localidades de Alhama de Granada, Arenas del Rey y Zafarraya entran dentro de la normalidad y todas estas personas cursa la enfermedad vírica de forma leve.

La parotiditis se caracteriza por fiebre e inflamación de una o más de las glándulas salivales, habitualmente de la parótida. Con un periodo incubación habitual de 16-18 días, su transmisión es sencilla pues se produce a través de la diseminación de gotitas de saliva (al hablar, estornudar y toser) o por contacto directo con la saliva de una persona enferma.

Desde el inicio de la vacunación con triple vírica al principio de los 80, la incidencia de esta enfermedad viene siendo descendente en Andalucía y en España, apuntan desde Salud Pública. “No obstante, se producen momentos de mayor incidencia cada cierto tiempo”. La prevención de esta enfermedad se basa en la vacunación mediante la vacuna triple vírica, incluida en el calendario vacunal infantil que actualmente se administra en dos dosis, una a los 12 meses y otra a los 3 años. Está demostrado que, en el caso de la parotiditis, la vacuna no protege al 100%, de ahí que se puedan producir casos aislados o agrupados como los que en la actualidad vive la provincia de Granada.

Andalucía tiene una cobertura vacunal en triple vírica de en torno al 97% con la segunda dosis. De ahí, apuntan desde Salud, en el caso de Alhama al igual que en el resto de la comunidad pese a “las altas coberturas de vacunación existentes en la población” no evita completamente la aparición de casos aunque “sí reduce la gravedad y las complicaciones clínicas de la enfermedad”. Según establece el protocolo, en todos los casos se sigue el mismo procedimiento: identificar a las personas del entorno, revisar el calendario vacunal y vacunar a aquellas que no lo estén. Quedan exentas las nacidas antes de 1966, en tanto en cuanto se las considera ya inmunizadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios