Granada

El alcalde exige a Renfe que frene la supresión del tren hotel a Barcelona

  • Torres Hurtado muestra su sorpresa y advierte de que la decisión afecta "muy negativamente" a la economía local. Una cascada de opiniones se suman en la misma línea del regidor.

El ya anunciado cese de la ruta nocturna ferroviaria con Barcelona mediante el 'Tren Hotel Alhambra' ha motivado el malestar del alcalde de Granada, José Torres Hurtado,  quien ayer mismo envió una carta al presidente de Renfe en la que solicita "la inmediata paralización de la supresión del citado tren prevista para el próximo 2 de agosto". A eso añade el regidor, que se mantengan las "condiciones actuales de prestación del servicio por ser un asunto de interés general" para la ciudad.

En el escrito dirigido a Pablo Vázquez, el alcalde en los cuatro párrafos que tiene la misiva muestra su "sorpresa e incredulidad" al haberse enterado por la prensa de este asunto. Así, recrimina a Renfe que no haya tenido el detalle de comunicar previamente la decisión. Y es que Torres Hurtado considera que la desaparición de la ruta "afecta muy negativamente a la economía local y provincial".

Por otro lado, con un talante reivindicativo el regidor hace patente su descontento al no entender "el empeño de aislar aún más a una ciudad  y una provincia que lo que necesita son más y mejores comunicaciones, no suprimir las pocas que tenemos", refiere Torres Hurtado.

Además de la del alcalde -el PSOE ya lo hizo anteayer-, en la jornada de ayer se sucedieron otras reacciones. El portavoz municipal de Izquierda Unida, Francisco Puentedura, recriminó al Ministerio de Fomento la política emprendida de desmantelamiento de los servicios de media y larga distancia. En relación a la extinción de la actividad del tren hotel, el representante de la formación de izquierdas reconoció su preocupación por el hecho de que Granada "esté cada vez más aislada".

En esa línea, Puentedura criticó también que el departamento dirigido por Ana Pastor diga que no tiene dinero para unas cosas -caso del soterramiento del AVE por La Chana- y para otras sí. De este modo, desveló que Adif ha formalizado con Alsa un contrato de 3 millones de euros al año para trasladar a los pasajeros en autobús desde la estación de Andaluces a la de Antequera-Santa Ana mientras se ejecutan las obras de la línea de Alta Velocidad a Granada.

Podemos se sumó también a las reclamaciones a Renfe por lo que pidió que "reconsidere la eliminación" al provocar un "retroceso" en las conexiones de la provincia. Una reclamación que el partido morado aprovechó para denunciar el recorte de servicios en la línea Sevilla-Granada-Almería.

Por otro lado, UGT lamenta que Fomento persiga el "aislamiento" ferroviario de la provincia. A través de un comunicado, el sindicato aseguró ayer que el tren hotel, "con capacidad para unos 220 viajeros su mayoría en camas y con ocupaciones del 100%, era en este momento la única oportunidad de salir de Granada por ferrocarril" sin parar en Antequera.

Según explicó el delegado de UGT en el sector ferroviario de Granada, Salvador Molina, "es un nuevo intento político de hundir nuestra provincia y dar una estocada casi definitiva a gran cantidad de puestos de trabajo ya mermados por las obras de la estación de Granada y el corte de la línea a Archidona". Una actuación que según dijo "va camino de eternizarse y supone un intento de echar a los usuarios del tren en Granada, ya mermados en un 60% por los transbordos por carretera".

Si Granada perdiera esa conexión diría adiós por completo a la puerta ferroviaria hacia el Levante español. En 1985 ya se cancelaron los trayectos por Guadix y Baza y tres décadas después puede ocurrir lo mismo si nada ni nadie lo evita. Esta vez está en juego la utilidad de la línea de Moreda a través de la cual se puede viajar desde la ciudad de la Alhambra a Barcelona con previa escala en estaciones como Linares-Baeza, Alcázar de San Juan, Albacete o  Salou. La alternativa combinada propuesta por Renfe de bus y AVE desde la terminal de Antequera-Santa Ana borrará cualquier posibilidad de desplazamiento a esos puntos.

Esta decisión está motivada, según anunció anteayer la firma operadora, por los trabajos de adaptación de la vía en Castellón al corredor ferroviario de altas prestaciones. En este caso imposibilita la continuidad del tren hotel hasta Cataluña. No obstante, en un comunicado Renfe señaló que esta incidencia quedará subsanada el 14 de diciembre cuando haya concluido la segunda fase de las obras previstas. Momento en el cual, si prospera la reclamación de Torres Hurtado podría restablecerse el servicio a Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios