Granada

20 años del día más picante

  • El 6 de octubre de 1997 las Spice Girls revolucionaron Granada con la presentación de su segundo disco

  • Miles de personas siguieron sus pasos en dos jornadas frenéticas

20 años del día más picante 20 años del día más picante

20 años del día más picante

El mismo balcón donde cada año se tremola el pendón de Castilla fue testigo hace veinte años de la jornada más picante de Granada. Ocurrió el 6 de octubre de 1997. Motivadas probablemente por la visita de Bill Clinton tres meses antes; por la promoción de la puesta de sol más bella o por quién sabe qué, el grupo británico Spice Girls eligió Granada para presentar su segundo álbum Spice World. Todo un acontecimiento que trasladó la imagen de la ciudad, gobernada en aquel entonces por el ya fallecido Gabriel Díaz Berbel, al panorama internacional.

Por aquel entonces era difícil encontrar a una persona incapaz de tararear al menos el machacón Wannabe que las llevó a la fama. La canción sonaba en los programas de televisión, en las radios y en los patios de los colegios cada día, donde niñas de todas las edades ensayaban las coreografías y se repartían las Spice con criterios poco estrictos. Si te gustaba el deporte te tocaba ser Mel C. Si eras pelirroja ... o no Geri. O si te sentías pija tu spice, sin duda, era la pija, Victoria Beckham. Pero durante la visita, los días seis y siete de octubre de 1997, los escolares granadinos cambiaron los bailes en el patio por las calles del centro. Desde que el grupo llegó a Granada, la ciudad vivió en un estado de histeria colectiva repartida por todos los puntos que las chicas picantes recorrieron.

La visita de Bill Clinton en 1996 pudo motivar la elección de Granada para presentar el disco

Hacia las tres de la tarde llegaron al aeropuerto de Granada donde ya había cientos de personas desde horas antes. Poco importó la lluvia intermitente que marcó la jornada. Allí les esperaba una caravana de seis limusinas. Había en torno a un millar de personas entre niños, niñas y padres que sólo pudieron verlas desde lejos. Más suerte corrieron quienes se concentraron a las puertas del Hotel Alhambra Palace donde se hospedaron. Según relató Andrés Cárdenas en su reportaje de 1997, en este punto, una niña malagueña llamada Shana pudo entregarles un ramo de flores y María, otra pequeña llegada desde Madrid, se acercó a Emma, su "preferida". El caos en el entorno del hotel era absoluto. Así lo recuerda su directora Marianella Bertini Méndez. "Fue una locura porque todas las fans se agolparon en la puerta e intentaron entrar al hotel y para nosotros fue más un desorden que un orden" explica. Tanto es así que hubo personas que intentaron entrar a conocer a sus ídolos bajo la excusa de tomar un café en el establecimiento hostelero. "Aprovecharon para ver a alguna de las chicas, algo lógico por otra parte", destaca Bertini Méndez que recuerda que las Spice se alojaron acompañadas de todo un séquito de personas entre maquilladores, estilistas etc. Tras abandonar el hotel las Spice se dirigieron al Carmen de los Chapiteles donde decenas de periodistas acreditados presenciaron la presentación del segundo disco. En el Paseo de los Tristes también se concentraron cientos de fans. Del control de todo aquello se encargó el entonces concejal de Protección Ciudadana en el Ayuntamiento de Granada, César Díaz.

Según explica, el Ayuntamiento celebró días antes una Junta Local de Seguridad para coordinar a la Policía Local y Nacional. Había que activar un dispositivo capaz de garantizar la seguridad tanto de las artistas como de las miles de personas que llegaron de todos los puntos de España para verlas en Granada. "Desde el punto de vista de la seguridad fue un reto porque teníamos que estar a la altura de las circunstancias para el grupo y para Virgin que había puesto interés en que, el lugar de la presentación del segundo disco se llevara a cabo en Granada". Así, explica Díaz, fue imprescindible contar con la participación de los servicios sanitarios de emergencias y de la colaboración de los voluntarios de Protección Civil. "Había una gran movilización de personas completamente enloquecidas por este grupo de moda. Había que contener a la juventud que se contaba por miles y atender a las situaciones de histeria que se generaban", detalló el exconcejal quien también recuerda que se desviaron decenas de autobuses a distintos puntos de la ciudad recién llegados desde todos los rincones de España cargados de fans.

Tras la presentación, las Spice se trasladaron al Carmen de los Mártires donde disfrutaron de una actuación flamenca de Tatiana Garrido y un castillo de fuegos artificiales. Aquí también los asistentes pudieron disfrutar de un cóctel cerca de las cinco chicas. "Hubo una serie de acontecimientos en Granada en ocasiones causales y en ocasiones provocadas por el equipo de gobierno que supimos aprovechar", detalla Ferreiras que recuerda cómo durante esa etapa Bill Clinton visitó la ciudad, partieron dos Granada-Dakar o la ciudad acogió la visita de los tripulantes del Discovery entre ellos, el primer astronauta español, Pedro Duque y el veterano John Glenn. Sobre esto, Ferreiras recuerda que el entonces alcalde Gabriel Díaz Berbel era una persona que veía las cosas rápido y supo como aprovecharlas para promocionar la ciudad. "Aquella presentación del disco no iba dirigida a un público general sino a críticos musicales y agentes especializados a nivel mundial. Se acreditó a cientos de personas porque las Spice Girls eran, en ese momento, un fenómeno muy importante", destaca.

Aunque la apoteosis llegó al día siguiente, cuando las chicas picantes se acercaron al Ayuntamiento de Granada. Desde primera hora cientos de personas esperaban en la Plaza del Carmen y en Reyes Católicos. Tras una larga espera en la que se pudieron oír los tarareos de las canciones más sonadas las Spice Girls llegaron y saludaron a sus fans. Después, el exalcalde les entregó la Medalla de la Ciudad tras lo que las jóvenes se hicieron fotos con un centenar de jóvenes que habían participado en un concurso. Y entonces llegó el momento cumbre. Salieron al balcón a saludar. Saludaron, lanzaron besos con su descaro característico y pusieron a toda la ciudad a bailar Spice Your Life el tema que abría su nuevo disco.

Donde no estuvieron finalmente fue en la Alhambra. Aunque la productora Virgin Records tenía previsto presentar el disco en los palacios nazaríes el Patronato descartó esta opción. Lo cuenta el entonces director Mateo Revilla. "Solicitaron la entrega del premio en el Generalife pero la normativa del Patronato y el tipo de actividad impidió hacerlo", destaca. Así, las jóvenes finalmente no visitaron el complejo monumental ni tampoco pudieron ver la ensalzada puesta de sol de Bill Clinton. La tarde que pasaron en Granada el cielo estaba nublado. Aunque, sí queda para el recuerdo la imagen de las jóvenes recién aterrizadas al aeropuerto, la rueda de prensa en el Carmen de los Chapiteles con el barrio del Albaicín de fondo o su saludo triunfal en el balcón del Ayuntamiento donde montaron una auténtica revolución. A pesar de las críticas que recibió el PP por este evento multitudinario, el entonces concejal de Turismo, Juan Ramón Ferreiras, recuerda que son actos que promocionaron la ciudad y fomentaron el desarrollo turístico en un momento en que Granada no tenía ni mapas para guiar a los viajeros. "El Ayuntamiento estaba quebrado no teníamos dinero para nada y sin embargo nos encontramos con numerosas oportunidades", recuerda el concejal.

El pasado viernes la discoteca Vogue celebró una fiesta para conmemorar los 90. Las Spice Girls por supuesto sonaron en este evento donde también se escucharon los Backstreet Boys. Veinte años después los que vieron a sus ídolos en el Ayuntamiento pudieron cantar y bailar... If you wanna be my lover ...you gotta get with my friends...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios