Granada

Los arqueólogos regresan a Torres Bermejas 6 años después

  • Los trabajos para la rehabilitación del conjunto de la Alhambra se retoman en septiembre

Comienzan los trabajos arqueológicos en Torres Bermejas. Comienzan los trabajos arqueológicos en Torres Bermejas.

Comienzan los trabajos arqueológicos en Torres Bermejas. / g. h.

La restauración de Torres Bermejas es uno de los ejes del Plan Director de la Alhambra que se presentó en 2007 y que ahora, diez años después, toma el impulso definitivo con el comienzo el próximo mes de septiembre de los trabajos arqueológicos. Es el primer paso de un proyecto que contó con una primera fase en 2011 y que ahora, seis años después de esta última intervención, convertirá al conjunto fortificado en otro foco cultural del recinto nazarí después de los trabajos realizados en la Puerta de la Justicia, que fue reabierta al público el pasado mes de junio.

La empresa granadina Gespad Al-Ándalus será la encargada de esta primera fase con un presupuesto de 56.845 euros después de que su propuesta fuera la elegida en la quinta mesa de contratación celebrada el pasado mes de mayo, con lo que se cierra un largo proceso administrativo que ahora culmina con el inicio de las actividades arqueológicas de las obras correspondientes al proyecto de Consolidación y Conservación de Torres Bermejas.

Las actuaciones tienen como objetivo abrir este espacio a la visita pública del monumento

La intervención está liderada por el arqueólogo Ángel Rodríguez, que dirigió los trabajos realizados en los Mondragones cuando apareció un mosaico romano fechado en el siglo IV. d. C. y los restos de un templo visigodo. Entre los objetivos de los trabajos está, según el pliego de condiciones técnicas, el asesoramiento arqueológico a la dirección técnica y aportar datos para la evaluación de los niveles arqueológicos que puedan verse afectados por la ejecución del proyecto arquitectónico previsto. También documentar la aparición de restos de interés y proceder al registro de los niveles arqueológicamente "fértiles", además de aportar la información necesaria al proyecto arquitectónico a fin de que se pueda realizar una restauración y consolidación del monumento acorde con su estructura original y su evolución.

El conjunto de Torres Bermejas muestra las 'cicatrices' de haber recibido bastantes intervenciones a partir de la conquista cristiana y en el siglo XVI, ya que durante mucho tiempo fue utilizado como cárcel y cuartel militar hasta mediados del siglo XX, por lo que ha sufrido importantes modificaciones. En este sentido, el proyecto contempla obtener información sobre la configuración del terreno sobre el que se asienta el conjunto y clarificar la evolución histórica, arqueológica y arquitectónica del conjunto de Torres Bermejas, además de la localización de elementos hidráulicos históricos relacionados con la Alhambra y poner en relación Torres Bermejas con su entorno más inmediato, tanto la Alhambra como en el conjunto de la ciudad de Granada y la Vega.

El ámbito de actuación de la excavación y el seguimiento arqueológico abarca las torres sur y norte, caballerizas, plaza principal, baluarte y adarves, que se realizará adaptándose a la evolución de los trabajos de obra, entre los que se encuentra la eliminación de vegetación y el desmonte de estructuras de ladrillo y mampostería no originales. También supervisarán la excavación de zanjas y arquetas para saneamiento, electricidad, abastecimiento, riego y telecomunicaciones, trabajos que se completarán con la consolidación de bóvedas y la limpieza y consolidación de las estructuras originales.

Una vez finalizada la actuación arqueológica, los materiales recogidos serán depositados en las dependencias destinadas por el Servicio de Conservación y Protección del Patronato de la Alhambra y el Generalife, con objeto de proceder a su limpieza, clasificación y estudio. Una vez que estas labores hayan quedado completadas, pasarán a depositarse en el Museo de la Alhambra.

Las actuaciones tienen como objetivo abrir Torres Bermejas a la visita pública e integrarla en los itinerarios de su entorno en un proyecto que prevé también una pequeña sala de exposiciones con uso múltiple, así como la adaptación del sistema aterrazado del patio central como lugar para la posible realización de actos culturales como presentaciones de libros, conciertos o conferencias. El Plan Director 2007-2020 del Patronato de la Alhambra y el Generalife culminará con la recuperación de un espacio emblemático cuya formalización se atribuye a la dinastía nazarí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios