Granada

El Ayuntamiento logra congelar el IBI

  • La capital consigue aprobar el expediente que se convierte en la base para avanzar en el presupuesto

El concejal Baldomero Oliver junto a Francisco Cuenca y Ana Muñoz. El concejal Baldomero Oliver junto a Francisco Cuenca y Ana Muñoz.

El concejal Baldomero Oliver junto a Francisco Cuenca y Ana Muñoz. / Álex Cámara

Ojalá hubiera elecciones municipales todos los años. Eso debieron pensar ayer por un segundo los miembros del equipo de Gobierno que lograron sacar adelante la modificación de la ordenanza número 3 que regula el IBI (tipo general y diferenciado) con el apoyo del concejal de IU Francisco Puentedura, la edil no adscrita Pilar Rivas, la concejal de Vamos Granada, Marta Gutiérrez, Luis de Haro y la abstención de Partido Popular y Ciudadanos. Sin duda, fue un día histórico si te tiene en cuenta la gran cantidad de trabas que ha encontrado el PSOE para sacar adelante estas ordenanzas que, incluso, se dividieron en paquetes para evitar un "no" general.

Imagen del pleno extraordinario del Ayuntamiento de Granada. Imagen del pleno extraordinario del Ayuntamiento de Granada.

Imagen del pleno extraordinario del Ayuntamiento de Granada. / Álex Cámara

Los grupos de la oposición se quejaron ayer, y mucho, de los pasos dados para llevar a pleno este expediente. Una de las críticas más escuchadas fue que la propuesta de reducir el tipo general un 3% para compensar la revisión de los valores catastrales que supone una aumento del 3% llega tarde. Esto en la práctica supone congelar el recibo a los granadinos. También hubo críticas a las modificaciones del tipo diferencial (que afecta a las empresas). Por un lado el expediente recoge una bajada de hasta el 5% del tipo a 8.200 pequeñas y medianas empresas de la ciudad y aplica una "progresividad fiscal" por la que se amplía del 0,7% actual al 1% el tipo a 502 grandes compañías.

El concejal del PP, Francisco Ledesma, lamentó que se traiga a pleno este expediente a "tres meses de las elecciones". "Llega tarde porque ha tenido tres años para presentar el programa en materia económica del PSOE". Además, criticó que en primer lugar se dijo que bajaría el tipo un 1%, para después, presentar una alegación contra sí mismo para decir que se puede seguir bajando lo que a su juicio responde a la "política trilera del equipo de Gobierno". "El PP se va a abstener por no poner más palos en las ruedas", dijo Ledesma que ha zanjado su intervención asegurando que este es, "el último aviso" de cara a avanzar en el presupuesto.

El portavoz de Ciudadanos, Manuel Olivares, del mismo modo, dijo que llevan tres años a la espera de medidas que se producen a tres meses de las elecciones lo cual les entristece. Además, calificó el expediente de bicolor: es naranja en la parte en que compensa el tipo a los granadinos "como ha exigido Ciudadanos y es morado en la parte que sube el IBI a las empresas", destacó Olivares quien criticó que el Ayuntamiento continúe endeudándose y subiendo los impuestos. "A ciertas empresas se les sube el 45% el recibo", añadió Olivares que se mostró tajante: "queremos una ciudad que atraiga las empresas y no que las expulse".

La concejal de Vamos Granada, Marta Gutiérrez, criticó que la única alegación que se ha admitido es la que el equipo de Gobierno "se puso a sí mismo" . "No se ha avanzado en nada se han rechazado todas las propuestas sin dar explicaciones". Asimismo, y dado que el expediente supone incrementar los ingresos en tres millones de euros, Gutiérrez dijo que "espera que se utilicen para abrir más escuelas infantiles, mejorar servicios... y no para facturas de Rober o TG7...".

Para Luis de Haro, lo más importante de esta medida es que la congelación del IBI redunda en gran parte de la población. Mientras que la concejal no adscrita, Pilar Rivas, aseguró que la ordenanza no abarcan todas las modificaciones que se quedaban cortas pero que votaría que sí ya que "necesitamos un documento que nos permita tomar decisiones", refiriéndose al presupuesto.

Por su parte, el portavoz de IU, Francisco Puentedura afirmó que "la propuesta responde a una demanda histórica para evitar subidas lineales del tipo general" aunque, del mismo modo, aseguró que se podrían haber evitado con anterioridad subidas abusivas. Asimismo, volvió a plantear la ponencia de valores "que debería estar ya encima de la mesa" pues hay zonas donde no se han modificado los valores catastrales desde 1997. "Se debe regular una nueva ponencia de valores y bonificaciones correspondientes para dotar criterios de progresividad fiscal", añadió el concejal.

En cuanto a las empresas, también hubo polémica. El concejal del PP, Francisco Ledesma llegó a advertir que esta subida del recibo "puede favorecer la economía sumergida". En este sentido, el portavoz del equipo de Gobierno, Baldomero Oliver, aseguró que, realmente, este expediente perjudica a un tipo de empresa que la ciudad no desea: "este expediente abre el debate sobre qué tipo de empresas desea la ciudad pues grava a las firmas que no generan riqueza y se dedican a la especulación urbanística, o que fundamentan su prestigio en elegir grandes sedes. No queremos un modelo productivo basado en grandes superficies o franquicias que esquilmen la ciudad para el bien de solo unos poquitos" remarcó Oliver.

Por otra parte el edil agradeció a todos el apoyo para sacar adelante el expediente que "permite que podamos seguir hablando de que este Ayuntamiento tenga presupuesto" y remarcó que esta medida va a favorecer y a facilitar, sin duda, el trabajo a pequeñas y medianas empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios