Polémica

La bailaora que aparece en el vídeo de Israel contra España es palestina y vive en el Sacromonte de Granada

Zeinab Sabbah posa para las fotos en las calles del Albaicín.

Zeinab Sabbah posa para las fotos en las calles del Albaicín. / Miguel Ángel Molina / Efe

Zeinab Sabbah es palestina y bailaora de flamenco. Desde hace muchos años vive en el tradicional barrio granadino del Sacromonte, a donde llegó para huir del conflicto de su tierra y buscando un ambiente cálido. Su carrera artística no atravesaba su mejor momento y ahora acaba de saltar a la fama mundial, pero no por el arte, sino por la geopolítica. Su imagen bailando flamenco ha sido utilizada por Israel en un vídeo contra España. Asegura que está en "shock" y denuncia la "bajeza" de quienes han utilizado su imagen. 

Sabbah considera que este uso muestra la "debilidad" de un Estado que se sirve de la cultura y el folclore español para "reírse" de un país. En declaraciones a Efe, Sabbah ha manifestado que en un primer momento, al reconocerse en el vídeo, se quedó paralizada, pero ahora le hace "gracia" porque muestra "lo débiles y bajos" que son con el uso de esas imágenes del folclore español en las que aparece "por casualidad".

"Aunque la casualidad no existe, me han escogido a mí, que soy palestina", señala esta mujer de 34 años que lleva una década viviendo en Granada , en concreto en el barrio gitano del Sacromonte, donde recaló buscando "trabajo y un sitio de calor".

La bailaora sabe que puede materializar una protesta en firme por el uso de sus imágenes, pero se pregunta quién la va a apoyar. Nacida en Siria, donde residen sus padres, pero de nacionalidad palestina, Zeinab recaló en esta capital andaluza tras pasar un tiempo en otras ciudades españolas como Zaragoza y Málaga.

Al poco de llegar a Granada  se inició en el flamenco, que empezó a estudiar hace cinco años: "Empecé con la guitarra flamenca, pero me desesperó tanto que me puse a bailar".

La artista explica que está viviendo con "mucha pena" el conflicto entre Israel y Palestina, y confiesa que, después de "toda una vida en guerra", se siente "cansada y decepcionada" y sin esperar mucho del futuro.

Aunque suele vivir del flamenco, lleva un año parada y afirma que necesita un trabajo: "El flamenco es duro", admite. Las imágenes en las que aparece en el vídeo de Israel, que intercala imágenes de Hamás con otras propias del folclore español, fueron tomadas hace tres años en el barrio granadino del Albaicín durante una sesión de fotos de un profesional que iba a utilizarlas para un trabajo sobre el flamenco, relata.

La mujer incide en la "debilidad y bajeza" de atacar, "no solo con bombas y metralletas", sino a la cultura de un país como España, del que, dice, no piensa irse: "yo quiero morirme aquí".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios