Granada

Bañadores y gorros de Papa Noel para el primer baño en la playa

  • Decenas de suecos celebran el año Nuevo en Almuñécar

Nórdicos reciben el año con un baño en la Playa de San Cristóbal (Almuñécar). Nórdicos reciben el año con un baño en la Playa de San Cristóbal (Almuñécar).

Nórdicos reciben el año con un baño en la Playa de San Cristóbal (Almuñécar). / G. H.

Es lo que tiene Granada. Permite disfrutar de planes a todos los niveles terrestres. Así, miles de granadinos y visitantes pudieron disfrutar de las campanadas de fin de año y degustar las doce uvas y el cava a distintas cotas. Por ejemplo, más de 3.000 personas se comieron la fruta de la suerte en la estación de esquí de Sierra Nevada, el punto más alto de la península, a 2.100 metros, con una noche estrellada y una temperatura en torno a los 2 grados. Mientras tanto en la Costa Tropical un singular grupo de suecos decidieron darse el primer baño del año en la playa de San Cristóbal.

La fiesta en la estación de esquí de Sierra Nevada comenzó pasadas las 23:00 con la actuación del grupo Icover y sus versiones de canciones pop de los 90. A continuación se proyectaron las campanadas en una pantalla gigante de la plaza y, tras las uvas, la música siguió sonando, y el buen ambiente no decayó hasta horas más tarde tal y como ha detallado Cetursa a través de una nota de prensa.

La estación, que cuenta estos días con una ocupación del 90%, mantendrá un alto índice de plazas hoteleras reservadas hasta la noche de Reyes, en torno al 80%. En estos momentos cuenta con más de 80 pistas esquiables a lo largo de 70 kilómetros. La programación navideña no termina ahí. Así, esta semana se desarrollarán talleres infantiles y cuentacuentos hoy y mañana, cine familiar o la esperada Cabalgata de Reyes por la pista del Río, el día 5 a las 19:00. En Navidad los asistentes también pudieron disfrutar de Papá Noel, que descendió acompañado de otros compañeros mágicos para el disfrute de los más pequeños.

Granada capital también recibió el 2019 con música. La Orquesta La Tentación puso a bailar a cientos de personas en la Plaza del Carmen minutos antes de las campanadas que fueron retransmitidas por Canal Sur. Este año el grupo granadino conquistó a los asistentes con el villancico dedicado a Granada que recuerda que, en Navidad, "todo puede pasar". Tiempo después, la Orquesta Vanidad fue la encargada de poner el broche musical a una noche mágica.

En la Plaza del Carmen no faltaron los complementos para recibir el año Nuevo. En la Plaza del Carmen no faltaron los complementos para recibir el año Nuevo.

En la Plaza del Carmen no faltaron los complementos para recibir el año Nuevo. / Carlos Gil.

La fiesta comenzó hacia las 22:30 con el reparto de más de 3.000 bolsas de cotillón y otras 3.000 raciones uvas de la suerte. Para la limpieza de las calles tras la populosa celebración, el Ayuntamiento de Granada había preparado un dispositivo especial integrado por 60 operarios de Inagra, que trabajaron desde la madrugada del día 1 de enero, Año Nuevo, con especial refuerzo en Plaza del Carmen y sus inmediaciones. El dispositivo especial estuvo con formado además por dos barredoras, dos hidrolimpiadores, una fregadora y cuatro camiones recolectores. El refuerzo del servicio de limpieza continuó en la mañana de ayer con una decena de operarios más.

En la Costa Tropical el invierno no mermó las ganas de playa. Cumpliendo con la tradición de recibir el nuevo año con un baño, los suecos que residen en la localidad de Almuñécar volvieron a zambullirse en el agua ataviados con bañadores y gorros de Papá Noel. Por fortuna los bañistas encontraron unas aguas menos gélidas y que presentaban unas condiciones muy buenas para ello con un sol radiante como protagonista.

En esta ocasión habían acordado por las redes sociales acercarse a la playa de San Cristóbal a primera hora de la mañana y realizar su tradicional baño. Sin pensárselo mucho se adentraron en el mar y disfrutaron del momento. Al salir del agua, además de intercambiar las felicitaciones, se animaron a interpretar cánticos navideños.

Según informó el Ayuntamiento de Almuñécar en una nota, el municipio sexitano es uno de los referentes tradicionales para los nórdicos durante el otoño e invierno. Mantienen alta ocupación en los establecimientos hoteleros para disfrutar de buenas temperaturas y viven la tradición que, en el caso de la localidad sexitana, se organizaba por parte de uno los pioneros el agente de viajes de Malmö, Anders Flamander, desde 1994 y que tras un paréntesis después de la jubilación, se retomó con amigos como Bosse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios