Desescalada

Desescalada en Granada: regreso con timidez a las barras de los bares

  • El paso a la fase tres devuelve a la ciudad andaluza este espacio en el que también debe asegurarse la distancia de dos metros

Desescalada en Granada: regreso con timidez a las barras de los bares Desescalada en Granada: regreso con timidez a las barras de los bares

Desescalada en Granada: regreso con timidez a las barras de los bares / Photographerssports

Con una leve bajada de temperaturas, Granada daba la bienvenida esta mañana a la fase tres, antecesora de la “nueva normalidad”. El pase a esta etapa, que nivela ya a toda Andalucía, permite que los granadinos disfruten de la apertura de pubs y discotecas nocturnos, así como del uso de las barras del bar.

En el centro, concurrido como una antigua mañana de lunes, ahora ya sí activo al completo, el transporte público protagonizaba el tráfico, mientras que los bares y restaurantes ya tenían extendidas sus terrazas. Hasta ahora el aforo permitido en estos negocios era del 50% en exterior y 30% en interior. Hoy, las restricciones disminuían al admitir el 75% de público en las terrazas, 50% en bar y uso de la barra. Eso sí, con una distancia de dos metros.

La Plaza del Campillo ya estaba cubierta de mesas y clientes, algunos aún con el café, otros ya con cañas, pero todos con la respectiva tapa que caracteriza a Granada. En el interior de los bares, las barras estaban tímidamente ocupadas. Parece que las terrazas continúan siendo el centro de reunión.

Y es que “aunque ya se pueda estar en la barra, prefiero estar en la calle. El tiempo acompaña y se guardan mejor las distancias”, comentaba Lucas, estudiante extremeño de la UGR que aún no ha regresado a su domicilio. Sin embargo, el paso de fase ha favorecido a aquellos que disfrutan más de la tapa con el codo apoyado en la barra. “La tapa en la barra sabe mejor. Además, el camarero te hace caso más rápido”, bromeaba el ya jubilado Manuel.

A ojos de los dueños de los negocios, la evolución a fase tres de la desescalada es, en su mayoría, “inapreciable”, definía Joaquín Cano, gerente y socio del bar y restaurante Zorroviejo. Como señala el mismo: “las nuevas medidas, en nuestro caso, no supondrán un gran cambio. La terraza no puede extenderse más por lo que continuará como hasta ahora, mientras que en el interior se dará prioridad a las mesas frente a la barra”.

En las mismas condiciones se encuentra el bar y restaurante Malahermosa, en la zona de Pedro Antonio. Abierto también desde la primera fase, continúa atendiendo solo para comidas y cenas. Su jefe de sala, Modesto Zambrano, confirma lo anterior: “Al igual que otros muchos locales, no podemos añadir más mesas en la terraza porque incumpliríamos la distancia de dos metros, por eso el aumento de aforo al 75% no nos afecta”.

"Esta nueva fase supone una ayuda a aquellos negocios que no tienen terraza y ahora pueden atender a más clientes en su interior", continúa Zambrano. Según los propietarios de los bares y restaurantes la disminución de restricciones fue efectiva en el paso de la fase uno a la dos. “La entrada en la fase dos la semana pasada permitió que atendiésemos también en el interior del local y esto sí fue notable”, declara Modesto Zambrano. 

Sin embargo, una de las acciones ya permitidas que afectarán positivamente a los bares de Granada es el paso entre provincias. “Aunque los nuevos permisos en el bar no vayan a ser apenas notables, sí que es cierto que se espera un mayor número de público procedente de otras provincias”, confiesa Joaquín Cano.

“Nuestro público no se basa solo en los universitarios, también en otro tipo de clientes, pero sí creo que se va a notar la vuelta de algunos jóvenes a Granada”, expresa Zambrano. Porque, aunque se hayan suspendido las clases presenciales, muchos estudiantes regresarán a recoger sus pertenencias de los pisos que dejaron durante la cuarentena.

Por el momento, los bares y restaurantes que poseen terraza continuarán su actual actividad sin grandes cambios. No obstante, el pase a la fase tres permite que los amantes del tapeo, bien en mesa o en barra, puedan hacer utilizar este espacio ahora ya accesible, aunque siempre con la debida distancia de dos metros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios