Municipal

El bipartito defiende la pluralidad de TG7, que termina su concesión en junio

  • Esta semana Podemos-IU criticó que era un elemento propagandístico del alcalde de Granada

El bipartito defiende la pluralidad de TG7, que termina su concesión en junio

El bipartito defiende la pluralidad de TG7, que termina su concesión en junio / G. H.

La televisión municipal de Granada, TG7, es un elemento de confrontación entre gobierno y oposición en el Ayuntamiento. Algo no solo de este mandato. Las últimas críticas llegaron esta semana, cuando el portavoz de Podemos-IU, Antonio Cambril, dijo que tenía un uso "propagandístico" por parte del alcalde, Luis Salvador, y que a la oposición no se le dejaba espacio más allá de los informativos, reclamando de nuevo los debates y entrevistas en la televisión pública.

Además, la comisión de control de la televisión se reunió la semana pasada después de diez meses, plazos que han venido siendo criticados también desde PSOE y Vox.

Tras las críticas, el bipartito defiende la pluralidad de TG7 con el último informe sobre pluralismo político en las televisiones públicas locales de Andalucía elaborado por el Consejo Audiovisual. Un informe que sitúa a la televisión municipal de Granada como una de las que menos tiempo dedica al gobierno local y donde crece el tiempo para la oposición.

Según el informe, de diciembre de 2020 y que analiza desde el 16 de junio de 2019 al 15 de junio de 2020, TG7 está entre las únicas cuatro televisiones de las 16 de Andalucía que han otorgado menos tiempo a los gobiernos locales. Le dan un 52% al gobierno local (por debajo del 60 de media andaluza), bajando un 0,3%; un 26,9% a la oposición (baja un 9,2%) y un 21% a representantes extraconsistoriales (un 9,5% más). Con ese 52% dedicado al gobierno local, el Consejo Audiovisual de Andalucía considera a TG7 “claramente cumplidora del deber de dar voz a todas las opciones en una proporción adecuada”. Todo esto en pleno proceso de nueva adjudicación ya que en junio acaba el contrato actual de licitación de la televisión municipal y hay que ir a un nuevo pliego.

Según se habló en la última reunión para negociar el presupuesto, Podemos-IU planteó que los nuevos pliegos se le iba a exigir a la nueva concesionaria unas instalaciones propias, por lo que se podría ahorrar en el alquiler de los locales actuales en el Polígono El Florío, por los que se pagan 50.000 euros. El grupo municipal planteó opciones como las antiguas instalaciones de la radio del IMFE. Sobre esto, la concejal Eva Martín respondió que si por la nueva adjudicación se pide local propio, desaparecería esa partida de gasto y se hará la modificación presupuestaria pertinente, pero que todavía no se podía tomar esa decisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios