Coste de la energía

Precios más caros, pedidos más pequeños: el reto de calentar la casa en Granada en el que será el invierno más caro

  • Finalizaron la campaña de invierno apurando las reservas y ahora se prevé que realicen pedidos más frecuentes a lo largo del invierno

Un joven prepara la caldera de pellet.

Un joven prepara la caldera de pellet. / antonio l. juárez / PS

La incertidumbre que empaña el final del verano posiblemente desvele nuevos sobresaltos en el escenario internacional en los próximos meses. La situación en Europa, las medidas tomadas desde los distintos gobiernos, las continuas llamadas al ahorro y el alza de precios de la energía llevan a propietarios de depósitos de gasoil y a empresas suministradoras a sacar papel y lápiz.

Desde el sector de la distribución se señala que, por ahora, se ha constatado que las comunidades de vecinos retrasan el primer llenado de los depósitos de gasoil. La campaña de invierno de 2022 finalizó con las reservas al mínimo, ya que entonces (la guerra en Ucrania comenzó el 24 de febrero) comenzó la escalada de precios. Se optó entonces con "terminar con lo que se tenía en la bodega" y, ahora, a las puertas de que comiencen a bajar las temperaturas, los depósitos llegan vacíos.

El retraso en el primer llenado ha llevado a las empresas suministradoras a encajar su planificación a este nuevo escenario. Si hasta el pasado año lo habitual era que estas compañías ofertaran determinados descuentos si se hacía un pedido en estas fechas, estas campañas promocionales han desaparecido. "De momento, no se van a lanzar", apuntan desde una de las empresas del sector consultadas.

Las comunidades no han realizado los primeros pedidos porque "no hay dinero", apuntan estas mismas fuentes. Tradicionalmente, explican, "hiciera frío o calor, la calefacción se encendía para el 1 de noviembre". Ahora, con los costes disparados, las comunidades no tienen la suficiente liquidez como para este primer pedido importante. "Con los precios tan altos, no se hace un primer llenado" que puede ser (las condiciones meteorológicas lo dirán, innecesario tan pronto.

Sobre cómo se desarrollará la campaña este invierno, desde el sector se apunta a que previsiblemente las comunidades de vecinos opten por hacer más pedidos, y en cada uno de ellos comprar menos cantidad de gasoil. "Van a comprar a lo mejor cada quince días... No se van a hacer dos o tres llenados" importantes durante el invierno. El motivo, de nuevo el precio. "No es igual" una factura de un llenado por tres meses, "grande", que varios recibos pequeños. Se prevé así desde las empresas del sector que se proceda a un 'troceo' de la demanda de combustible.

Eso supondrá, por parte de las suministradoras, más trabajo "y más gasto para nosotros, que tendrá que repercutir en el precio". Además, también se apunta a que haya que tener más paciencia con los pedidos. Al esperarse más peticiones de reparto, es posible que haya que esperar un día más para recepcionar el gasoil.

En cuanto a los clientes, desde las empresas suministradoras también se ha percibido una tendencia a solicitar el producto más barato. El motivo, de nuevo, el económico. Los precios se han disparado desde los 80 céntimos el litro de hace un año a los 1,20 o incluso 1,30 por litro en la actualidad. "No hay nadie que no haga una rueda de consultas para ver quién es más barato", apuntan desde la distribución. Además de esta búsqueda de proveedor, se opta preferentemente por el producto más económico. "No se va al de más calidad o al más eficiente, sino al más barato". La diferencia entre el gasoil más respetuoso con le medio ambiente (que no contiene azufre) y el más barato es apenas de uno o dos céntimos el litro.

Pellets más caros y más tarde

La situación también es delicada para los compradores de pellets. Este combustible para estufas y calderas ha subido el precio de forma notable en estos meses, según relatan los consumidores. "El año pasado lo pagué a 3,80 el saco y este año me han pedido 7 euros". Además de este encarecimiento, los proveedores "están desbordados" y el reparto se ha retrasado. Según el testimonio de una granadina, este año no recibirá el palé de pellets hasta octubre. "Si lo necesito antes, tengo que ir yo a por él". Ante el encarecimiento del precio, "este año he compartido el palé. Si normalmente compro un palé con 70 sacos., este año reparto con otra persona y nos quedamos con 35 sacos cada una". Esta granadina asume que este invierno pondrá la calefacción más tarde. "Si antes la encendía a las dos, ahora la pondremos a las cuatro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios