Granada

El campo de golf de Motril quedará limitado a 10 hoyos de forma temporal

  • La dilatación en la negociación hace que, aún si hay acuerdo, el papeleo no llegue antes del lanzamiento

En caso de acuerdo, los ocho hoyos serán devueltos una vez se valide la firma desde Madrid. En caso de acuerdo, los ocho hoyos serán devueltos una vez se valide la firma desde Madrid.

En caso de acuerdo, los ocho hoyos serán devueltos una vez se valide la firma desde Madrid. / g. h.

El próximo lunes a las 10:00 horas, los ocho de los 18 hoyos que componen el campo de golf Los Moriscos de Motril que se encuentran embargados por Hacienda dejarán de estar en uso, al menos de forma temporal. El acuerdo entre la parte interesada para continuar con la explotación y el Gobierno central -cuya negociación está siendo gestionada desde la Subdelegación del Gobierno en Granada- continua a "muy alto nivel" pero al cierre de esta edición aún no se ha firmado. Como ya adelantó ayer Granada Hoy, esto provoca que pese a que finalmente haya consenso, el 'papeleo' posterior no llegue a tiempo para impedir que el lunes se proceda a ejecutar el cierre parcial de la infraestructura. Si bien, una vez fuese validada la operación desde el Ministerio, el campo de golf recuperaría los hoyos embargados, por lo que volvería a ofertar los 18 hoyos con los que siempre ha contado la instalación.

El futuro del campo de golf de Motril lleva mucho tiempo pendiendo de un hilo por la deuda que arrastra con Hacienda desde hace más de una década. Tras años de intentos para llegar a una solución extrajudicial que resolviese la situación -afecta parte del terreno en la que se encuentran ocho hoyos-, se barajó la opción de venta de la misma a los propietarios del campo o un arrendamiento.

Al cierre de esta edición aún no se había firmado el consenso entre ambas partes

Sin embargo, la falta de consenso entre ambas partes provocó que estas opciones no fructificaran y en 2016, la instalación deportiva recibiese una notificación de embargo por parte de Hacienda.

En 2017, los empresarios de la Costa se reunieron con el subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes, para plantear la posibilidad de que un grupo de personas de este sector se quedase con la explotación. Esta iniciativa fue bien acogida por parte del Gobierno central, al igual que también se abrió la posibilidad a que el terreno pasase a titularidad municipal, del Ayuntamiento de Motril, para evitar que tras producirse el embargo se convirtiese en una zona "fantasma". Pese a ello, la opción tenía un condicionante: el terreno tendría que ser destinado a fines de utilidad pública, sin la posibilidad de ser realquilado o cedido para su explotación, posición que dejó fuera de juego al Ayuntamiento de Motril.

Tras todo este tiempo de dilatación de la orden de embargo, finalmente se fijó para el próximo lunes 28 de febrero, por lo que para evitar su ejecución había que llegar a un acuerdo con suficiente antelación para que pudiese ser paralizada. Pese al acercamiento de posturas entre ambas partes durante la negociación -llevada a cabo por vía directa entre la interesada y Subdelegación- la firma ya no llegará a tiempo, por lo que el lunes se delimitará la zona embargada, a expensas de que finalmente haya o no acuerdo.

Fuentes cercanas a la negociación confirmaron a este periódico que la misma se encuentra a "muy alto nivel" por lo que la firma podría ser inminente, si bien, lamentan que en caso de efectuarse, se haya apurado al máximo la fecha límite y que el campo de golf tenga que reducirse a diez hoyos, al menos de forma temporal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios