Granada

La capital gasta 61.000 euros al año en recoger a los animales "vagabundos"

  • Los trabajadores del servicio tienen la obligación de atender a perros y gatos que viven en las calles en horario de 7:30 a 15:30

  • Una vez capturados son trasladados a un centro

Cada día se debe dar parte a la Junta de Andalucía de los perros capturados y enviados al centro de alojamiento. Cada día se debe dar parte a la Junta de Andalucía de los perros capturados y enviados al centro de alojamiento.

Cada día se debe dar parte a la Junta de Andalucía de los perros capturados y enviados al centro de alojamiento. / g. h.

El servicio de recogida de animales que viven en las calles cuesta 61.000 euros al año a la capital. Así lo detalla el expediente de este contrato que, en abril de 2017, fue adjudicado a la mercantil Andaluza de Tratamientos de Higiene (Athisa) por un precio de 51.229 euros al año lo que, con IVA, supone 61.987 euros.

Según detalla el pliego del contrato de este servicio la recogida de animales abandonados, vagabundos y perdidos es una competencia municipal. Pero además, la administración "podrá retener temporalmente y con carácter preventivo a los animales de compañía cuando hubiera indicios de maltrato o tortura, presenten síntomas de agotamiento físico o desnutrición o se encuentren en instalaciones inadecuadas". También se puede "internar o aislar temporalmente a los animales que hubieren atacado a personas o a otros animales para su observación, control y adopción de medidas sanitarias pertinentes razón por la que se justifica la existencia de este servicio de recogida".

La empresa que lleva el servicio ha iniciado un sistema de adopciones aunque no da detalles

El pliego del contrato también recoge que el Ayuntamiento debe disponer de un sistema de transporte adecuado a las condiciones de bienestar animal legalmente establecidas para su traslado al centro de alojamiento. Según indica, "el presente contrato está referido a unos servicios de prestación obligatoria impuestos por la legislación sectorial teniendo el Ayuntamiento la obligación de recoger los animales perdidos, abandonados o vagabundos". Antes de la adjudicación el Ayuntamiento ya tenía este servicio que finalizó el 20 de febrero de 2017 mientras que la duración del contrato actual es de tres años.

Respecto a cómo se realizan las actuaciones, el pliego resalta que la captura de los animales vagabundos "se realizará de la forma menos agresiva posible al objeto de no provocar lesión o daño alguno al animal (...) se realizará con los medios técnicos respetando en todo momento las condiciones de seguridad de las personas así como el bienestar de los animales. Una vez capturados, se "transportarán al centro de alojamiento animal".

Se realiza una recogida sistemática de todos aquellos animales vagabundos y agresores entre las 7:30 y las 15:30. Pero además existe un equipo de guardia en horario de tarde. También, diariamente la persona encargada de la recogida se debe personar en el Servicio de Salud Pública al objeto de presentar un informe de las actuaciones del día anterior que incluye el número de animales recogidos así como todos los datos posibles de los animales capturados. Además, también se procederá a la captura de équidos, animales exóticos y protegidos.

La mercantil que gestiona el servicio ha iniciado un proyecto para "ser un destino cada vez más feliz". Según relata, Athisa "cada vez más el destino de estos animales que se recogen en toda Andalucía es la adopción" gracias a un centro de acogida que construyeron en 2002 en Ribera de Valcasao (Huelva) que tiene 700 metros con dos áreas con 70 cheniles individuales para perros, 25 jaulas individuales para gatos, 5 boxes para caballos, un palomar y un recinto para especies exóticas "totalmente acondicionado".

La empresa hace un llamamiento a todas las provincias españolas para colaborar y construir más centros de acogida y protección animal para asegurar un "trato digno y saludable a los animales". El centro onubense cuenta con una capacidad de 1.500 animales al año. Para adoptar no obstante, no ofrece ninguna información más allá de un cuestionario para personas que estén interesadas. En la misma página aparece el concepto "residuo animal" que hace alusión a la eutanasia y cremación de los animales que también realiza esta empresa que relata que "los grupos de animales que más suelen tratar en la gestión de residuo animal son: animales de producción agrícola, de compañía, que son el grupo más amplio y que incluye "residuos de animales que hayan pasado por alguna intervención quirúrgica o hayan fallecido", o los animales "abandonados, extraviados o vagabundos se mueven en la misma dirección: animales que encontramos en situaciones precarias, apenados y desnutridos que son atendidos en nuestros centros de acogida en las mejores condiciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios