Campaña del Ayuntamiento e Inagra

Los ‘chascarrillos’ del juez Calatayud como arma para concienciar y lograr una “Granada ejemplar”

  • El magistrado titular del Juzgado de Menores, Emilio Calatayud, se convierte en imagen y voz de una campaña para mejorar la limpieza de la ciudad

La concejal de Medio Ambiente, Pepa Rubia, el alcalde de Granada, Luis Salvador, y el juez Emilio Calatayud. La concejal de Medio Ambiente, Pepa Rubia, el alcalde de Granada, Luis Salvador, y el juez Emilio Calatayud.

La concejal de Medio Ambiente, Pepa Rubia, el alcalde de Granada, Luis Salvador, y el juez Emilio Calatayud. / Jesús Jiménez/Photographerssports

¿Qué hay que hacer para conseguir que Granada sea una ciudad ejemplar? La respuesta, según cómo se mire, puede variar, pero, pese a la broma –entre la que la verdad asoma– que hizo el afamado juez de Menores Emilio Calatayud de que haya una mayor acción institucional, lo principal es que cada ciudadano sea el primero en dar ejemplo a nivel personal. Este es precisamente el sentido de la nueva campaña que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Granada e Inagra, con la colaboración de este magistrado (a quien se conoce precisamente por sus sentencias ejemplarizantes) para así hacer de la ciudad un lugar ejemplar en materia de limpieza.

Bajo el lema Seamos ejemplarizantes la campaña busca concienciar y educar a los granadinos para que asuman conductas más cívicas que contribuyan a mejorar la limpieza de una ciudad que, como se reiteró por parte del juez o del propio alcalde de la ciudad, Luis Salvador, es un referente turístico a nivel nacional.

"Ser ciudadano ejemplar es contribuir con tu acción a mejorar la calidad de vida de la ciudad", dijo el regidor, que además insistió en la importancia de cumplir las normas decretadas tras la pandemia del coronavirus "si queremos frenarla para que por una parte salvemos vidas y por otra consigamos restablecer la actividad económica", algo muy ligado precisamente a esa idea de ejemplaridad.

Una imagen de la campaña 'Seamos ejemplares'. Una imagen de la campaña 'Seamos ejemplares'.

Una imagen de la campaña 'Seamos ejemplares'. / Jesús Jiménez/Photographerssports

Para ello se ha usado la imagen caricaturizada del juez Calatayud que, con su toga puesta y mazo en mano, lanza mensajes a través de los medios de comunicación, autobuses o marquesinas, entre otros, que abordan temas como el reciclaje de residuos, la utilización correcta de las papeleras y el Servicio de Recogida de Muebles, al tiempo que dedica una apartado especial para recordar a los propietarios de los perros sus obligaciones por tener una mascota –"había que poner incluso un impuesto canino", llegó a deslizar el magistrado para concienciar a aquellos dueños de mascotas que no recogen los desechos– y castiga las conductas de algunos ciudadanos que dejan la basura o las cajas de cartón fuera de los contenedores.

La concejala de Medio Ambiente, Pepa Rubia, explicó que "ahora lo que queremos es remover las conciencias medioambientales para que entre todos cuidemos y conservemos mejor la vía pública de nuestra ciudad".

Con sus típicos chascarrillos, Calatayud además pondrá voz a las cuñas que irán sonando de esta campaña que acompañará a la ciudad durante los próximos dos meses y de la que se espera lograr ese bien común por la ciudad. Porque, como dijo el juez, "todos podemos cometer errores y corregir nuestra conducta", pero si no, que se sepa "el que la hace la paga", como se muestra, precisamente en sus ejemplarizantes sentencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios