Debate sobre la EASP

Frente común contra el cierre de la Escuela Andaluza de Salud Pública

  • La oposición y los sindicatos denuncian la intención de la Junta de destruir la EASP, con sede en Granada, justificándose en una auditoria "manipulada"

Interior de la EASP Interior de la EASP

Interior de la EASP / G. H.

Aumenta la preocupación ante la sospecha de que la Junta de Andalucía pretende desmantelar y/o privatizar la Escuela de Salud Pública de Andalucía (EASP), organismo con sede en Granada y cuyo futuro ha sido muy debatido desde la llegada a la Junta de Juanma Moreno a la Presidencia. Hace unos días, el comité de empresa de la EASP denunciaba una auditoria encargada por el Ejecutivo andaluz con "manipulaciones" e "irregularidades" para justificar el cierre o la reforma de este ente. Ahora, la oposición (tanto PSOE como la líder andaluza de Anticapitalistas Teresa Rodríguez) y los sindicatos hacen frente común para evitar que se destruya esta institución adscrita a la Consejería de Salud y que lleva funcionando desde 1985 asentada en su base en el Campus de la Cartuja de Granada.

De este modo, la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, denunció ayer que el presidente andaluz, Juanma Moreno, quiere "destruir" la Escuela Andaluza de Salud Pública en mitad de la pandemia, lo que ha vinculado a sus "continuos ataques" a todo lo público en Andalucía.

La dirigente socialista realizó esta afirmación tras conocerse hace tan sólo unos días un informe encargado por el Gobierno andaluz a la consultoría Ernst&Young que aconseja el "cierre de la Escuela Andaluza de Salud Pública, un ente instrumental de la Junta, con más de tres décadas y con sede en Granada".

Para Díaz, este organismo "lleva 35 años siendo fundamental para la sanidad andaluza y nacional" y censuró, por tanto, que "Moreno Bonilla quiere destruirla, continuando con su ataque a todo lo público de nuestra tierra. Y lo quiere hacer en mitad de una pandemia".

Según el sindicato CCOO, responsable del comité de empresa de la EASP, el documento que han podido conocer algunos trabajadores recoge que se han encontrado "duplicidades" de competencias con otras instituciones públicas que hacen recomendable que la EASP "cese su actividad, se extinga" y traspase sus recursos a las instituciones con las que supuestamente duplica sus servicios, propuesta que ha rechazado el sindicato.

A nivel de política andaluza, la líder de Anticapitalistas, Teresa Rodríguez, exigió también a la Junta que mantenga el carácter público de la escuela por ser un referente en su sector y sobre todo en tiempos de pandemia. En declaraciones remitidas a los medios de comunicación, Rodríguez manifestó que la Consejería de Salud ha encargado un informe para "justificar el cierre" de dicho ente y denunció que "no es la primera vez que este Gobierno andaluz de las derechas y defensor de las privatizaciones intenta cerrar esta entidad pionera en España".

Ya al principio del mandato, hubo polémica por un posible traslado de la sede de la EASP a Sevilla, algo que en principio quedó solucionado aunque ahora de nuevo aparece el debate en torno a su futuro.

Rodríguez reclamó al consejero de Salud, Jesús Aguirre, que garantice la supervivencia de dicha entidad y su "correcta financiación por la importancia que tiene para Granada y para el Oriente andaluz dado que todos los gobiernos de la Junta han sido muy dejados" con esta zona de la comunidad y con sus instituciones, además de por la relevancia de dicha escuela en el estudio de la salud pública.

Por otro lado, en el ámbito de la política local habló ayer también el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Granada, Paco Cuenca, quien exigió al bipartito del gobierno municipal que defienda la Escuela Andaluza de Salud Pública ante "el desmantelamiento que pretende la Junta de Andalucía de Juanma Moreno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios