Granada

Una cirujana granadina demuestra nuevas formas de abordar el cáncer de pulmón

  • La tesis de Amira Alkourdi confirma que realizar un PET-TAC puede ahorrar el paso por el quirófano a muchos pacientes

Comentarios 4

Una tesis realizada por la cirujana torácica Amira Alkourdi puede suponer un cambio en el protocolo que se sigue actualmente para determinar el estadío del cáncer de pulmón. La joven, que se doctoró en noviembre de 2011 por la UGR y cuyo trabajo ha obtenido el premio a la mejor tesis doctoral de Andalucía sobre neumología y cirugía en el último congreso de Neumosur, ha comprobado que con la realización de un PET-TAC se puede evitar la cirugía de estadificación, es decir, la que define el estadío del cáncer para planificar su tratamiento. Esto es, a grosso modo y traducido para que resulte entendible, la conclusión de un trabajo complejo realizado en colaboración con los servicios de Cirugía Torácica y de Medicina Nuclear del Hospital Virgen de las Nieves de Granada.

"Lo que hemos hecho es ver la captación, los resultados del PET-TAC y validarlos con la cirugía de estadificación para ver si se puede ahorrar esa intervención a los pacientes. Si son negativos en metástasis ganglionares pasarían directamente a cirugía curativa y si no se derivarían directamente a tratamiento oncológico para ver si se pueden rescatar después", explica la cirujana.

Ahora, por protocolo, todos los pacientes son corroborados por cirugía. Si se siguen consiguiendo buenos resultados en este campo, esta prueba radiológica -que realiza el Virgen de las Nieves para toda Andalucía Oriental- puede evitar una intervención al paciente y por tanto suponer un ahorro al sistema y una mejora en la atención al enfermo.

"Hemos obtenido tres grupos. Uno con pacientes con invasión mediastínica evidente, que se derivan directamente a tratamiento oncológico y en los que el PET-TAC y la cirugía aceptaron en todos los casos. Otro grupo de pacientes con una captación de una estación con características concretas en los que el PET-TAC también acertaba. Estos son pacientes con cáncer de pulmón muy latente que se derivan a tratamiento oncológico para después rescatarlos. El último grupo era de pacientes con varias captaciones en varios grupos ganglionares y en estos sí que hay que seguir haciendo cirugía porque hay dudas". Es decir, que en los dos primeros grupos de pacientes valdría con un PET-TAC para estadificar el cáncer y pautar el tratamiento.

Los beneficios de la prueba radiológica es que da los resultados en el momento mientras que la cirugía tarda dos días porque hay que mandar la muestra a Anatomía Patológica. Además, el paciente evita anestesias, ingresos y posibles complicaciones. "Si realizamos menos cirugías de estadificación los cirujanos nos dedicamos más a la cirugía curativa y a otras patologías porque los recursos de personal y de quirófano también son limitados", asegura. Así, los cirujanos torácicos realizan en el cáncer de pulmón la cirugía curativa, la de estadificación y la diagnóstica, ésta en casos de localización de pequeños nódulos que no son accesibles o comprobables de otra forma.

Alkourdi va a continuar el estudio y el objetivo es hacer un análisis multicéntrico sobre pacientes con una captación "para validar el protocolo y que vayan rápido a tratamiento de forma que se puedan rescatar antes para cirugía curativa". También apuesta por mejorar la coordinación con Primaria para adelantar el diagnóstico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios