Granada

La coincidencia de las huelgas de Metro y de la línea 33 crea los primeros colapsos

  • A las protestas del transporte se unieron la jornada de lluvia y la mayor actividad de los viernes

Viajeros esperando la llegada de un Metro, ayer en la parada de Estación de Autobuses. Viajeros esperando la llegada de un Metro, ayer en la parada de Estación de Autobuses.

Viajeros esperando la llegada de un Metro, ayer en la parada de Estación de Autobuses. / carlos gil

La tercera jornada de paros del Metro se antojaba como la más conflictiva, por su coincidencia con la huelga de los conductores del autobús 33 y por ser el viernes el día de más tráfico de toda la semana, en el que más personas se desplazan en vehículo privado o en transporte. A estos condicionantes hay que sumar el factor meteorológico, pues las precipitaciones que cayeron sobre la ciudad y el Área Metropolitana contribuyeron a crear colapsos en diferentes puntos negros. Así, una de las zonas más complicadas fue la de la estación de autobuses, por donde pasan tanto el tranvía como la línea 33, siendo dos de los principales métodos de desplazamientos para muchos viajeros que llegan o necesitan ir a a la terminal de autobuses de larga distancia. Un test de lo que puede acontecer en la huelga a jornada completa del próximo día 21. El seguimiento de los conductores de Metro volvió a ser masivo, según detallaron los portavoces del Sindicato Ferroviario (SF), impulsor de la protesta por el conflicto laboral que mantienen con la empresa adjudicataria, la UTE Avanza.

La primera de las movilizaciones del día, que tuvo lugar de 6:30 a 9:30 horas, fue secundada por el 100% del personal de trenes, según explicó José Aroca, portavoz del SF. ha detallado Aroca, quien lamentó que Avanza Metro de Granada, no haya "respirado" al no plantear aún una solución al conflicto. Los trabajadores también secundaron en su totalidad el paro de 13:30 a 16:00 horas, según informó, Alejandro Gálvez, presidente del comité de empresa. Asimismo, la tercera protesta, entre las 20:00 y las 22:30 horas, también contó con el respaldo de los conductores del Metro.

Al inicio del segundo paro los trabajadores celebraron una concentración de protesta con una rueda de prensa posterior en la estación de Cerrillo Maracena. Los representantes de la plantilla hicieron un seguimiento de los paros parciales en la primera semana de movilizaciones, analizaron la actitud de la patronal y de la Junta de Andalucía ante el conflicto, y anunciaron su planteamiento de realizar una manifestación por las calles de Granada para el próximo viernes 21, cuando está prevista una huelga de 24 horas coincidiendo con el primer año de la puesta en funcionamiento del Metro.

Gálvez lamentó que, hasta el momento, la empresa no haya hecho más movimientos para evitar estas movilizaciones laborales, que continuarán con nuevos paros parciales la próxima semana. Además de un convenio propio, los trabajadores del metro reclaman una subida salarial y una regulación normalizada de su jornada laboral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios