Polémica política

La compra de respiradores a una empresa de Granada llega al Senado

  • El senador de Ciudadanos Miguel Sánchez López enlaza la compra de material en Armilla con la opacidad en las contrataciones del sector público

Salvador Illa, ministro de Sanidad. Salvador Illa, ministro de Sanidad.

Salvador Illa, ministro de Sanidad. / Juanjo Martín / Efe

Armilla fue, de forma tangencial, protagonista de uno de los últimos rifirrafes políticos a cuenta de la gestión del coronavirus, de la falta de recursos y de cómo se gestionaron las compras de urgencia de material médico imprescindible para hacer frente a la curva. Y lo fue como localidad en la que se ubica una empresa, Tec Pharma Europe, a la que el Ministerio de Sanidad compró respiradores por valor de algo más de ocho millones de euros.

El modo en el que se gestionó aquella compra se abordó recientemente en el Senado. Así se recoge en el diario de sesiones del pasado 17 de junio. El senador de Ciudadanos Miguel Sánchez López interpeló al Gobierno al cuenta de la compra realizada a la empresa radicada en la localidad de Armilla. Y lo hizo tras recordar que, pese a la importante suma, en la adjudicación del contrato del Ministerio de Sanidad publicado en el Boletín Oficial de Estado (BOE) "clamaba al cielo que no apareciera ni la dirección o el domicilio de la empresa que habían contratado".

En una corrección posterior el BOE, el 12 de mayo, sí se apuntaron los datos de la empresa adjudicataria de la compra. "Cuando ya sabemos la empresa, yo me dirijo al Registro Mercantil, y esta empresa, Tec Pharma Europe, SL, se constituyó hace un año, es una empresa que tiene un año de vida —creo que se constituyó a primeros de 2019-, con un capital social de 3.000 euros. ¿Le pagas 8 millones de euros a una empresa de la que desconoces el domicilio, que tiene un año de existencia y un capital social de 3000 euros —de verdad- para que te gestione la compra de 200 respiradores a 41.000 euros el respirador, casi el doble del precio de mercado? ¿En serio? ¿En serio?", recoge el diario de sesiones sobre la intervención del senador.

Sánchez López apostilló en su intervención que se "podría pensar que podríamos estar hablando de una tapadera para que alguien ejerciera de intermediario, llevándose una suculenta comisión", una posibilidad que, defiende, pueden barrutar los "malpensados".

"El caso es que en esta situación, con tantas víctimas, en una pandemia terrible, la adjudicación de contratos del sector público por parte de los máximos responsables del Gobierno, con una inaceptable opacidad y condiciones altamente sospechosas, ha generado cierta alarma pública", concluye el senador sobre lo ocurrido con la compra de respiradores a la empresa granadina, sobre la que se ha preguntado al Gobierno. "Y estamos esperando a que nos contesten".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios