Granada

Un concierto para cumplir una promesa con el cirujano

  • Pablo Rojas, paciente del hospital de Traumatología en su día, dirigió ayer en el centro a la joven orquesta Ciudad de Motril

Comentarios 0

La joven orquesta Ciudad de Motril ofreció ayer un concierto muy especial en el Hospital de Traumatología de Granada. Era su primer concierto de la temporada y el primero de su director, Pablo Rojas, que desde hace dos meses está al frente del grupo. Pero más allá de las cifras su importancia fue sentimental ya que el concierto es una promesa cumplida del joven Rojas a su cirujano.

La historia de Pablo Rojas es la de la superación, el ánimo y el empeño por conseguir una meta. Hace siete años sufrió una agresión y como consecuencia de ella le destrozaron los tendones y nervios de una mano. Un golpe ya de por grave pero más aún para un músico, un clarinetista como él.

Los médicos veían difícil que consiguiera una recuperación total pero el joven no se desanimó y hoy ya es director de orquesta y sigue tocando el instrumento. "Tuve la suerte de tener un equipo médico muy bueno y a los tres o cuatro meses ya estaba tocando. La rehabilitación con la música es más rápida y tuve esa suerte", relató el joven antes del concierto.

Además, en sus palabras de presentación también tuvo un toque reivindicativo. "Ahora que se está tocando con los recortes la Educación y la Sanidad, que mejor que hacer un concierto en un hospital", remarcó.

Su afán de superación fue destacado por el cirujano Francisco Henares, quien aseguró que hubo que reconstruirle todos los nervios y tendones, que son los responsables del movimiento y sensibilidad de los dedos. El cirujano dijo que es difícil recuperarse tan bien pero que la fuerza de Pablo lo ha conseguido. También agradeció su esfuerzo el gerente de los hospitales, Manuel Bayona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios