Sucesos

Un conductor bebido y drogado siembra el caos en Camino de Ronda y deja grave a un motorista

  • Colisionó con varios vehículos en la noche de este viernes

  • La Policía Local logró interceptar al individuo fugado en la calle sol

Camino de Ronda Camino de Ronda

Camino de Ronda / A. Cámara

Los fines de semana siguen siendo un foco de peligro con la combinación tarde y noche de fiesta y vehículos de por medio. El último incidente grave de este tipo tuvo lugar en la noche de este viernes con la detención de un conductor que dio positivo en alcohol y drogas tras provocar un accidente en Camino Ronda con varios autobuses urbanos implicados y una motocicleta y darse a la fuga.

Así lo ha informado la Policía Local de Granada, que ha señalado que el dueño del turismo conducía de manera temeraria y bajo los efectos del alcohol y de varias drogas y que colisionó con un autobús, arrolló a un motorista que permanece hospitalizado herido grave y se dio a la fuga.

Según ha informado en un comunicado este cuerpo armado, el accidente se produjo sobre las 22:50 horas de la noche de este viernes en el Camino de Ronda, a la altura del número 128.

Una llamada al servicio de Emergencias 112 alertó entonces de que una persona había resultado herida en un accidente con varios vehículos implicados y provocado por un coche que había abandonado el lugar de los hechos.

El conductor de la moto, un hombre de 50 años, permanece ingresado en estado grave

Las patrullas de la Policía Local se desplazaron a la zona y logrando interceptar al conductor huido en la calle Sol.

El accidente se produjo cuando un conductor que según los testigos circulaba a gran velocidad y sin luces colisionó su coche contra un autobús que estaba en una parada y arrolló a una motocicleta que circulaba por la misma vía.

El conductor de la moto, un hombre de 50 años, permanece ingresado en estado grave con lesiones en pierna, tórax y cabeza por las que fue inmediatamente trasladado por el 061 al hospital de Traumatología.

Al tomarle declaración al conductor del turismo, los agentes percibieron síntomas de encontrarse bajo los efectos de algún tipo de sustancia, por lo que fue sometido a las pruebas de detección de alcohol y drogas.

El conductor se negó a realizar una segunda prueba propia de estos casos para mandarla también al laboratorio para mayor garantía, pero aunque a esta segunda se negó, dio positivo en la primera, por lo que al ser los hechos constitutivos de distintos delitos contra la seguridad vial y lesiones, se procede a su detención y puesta a disposición judicial, siendo trasladado a la Comisaría Provincial. La multa por estos hechos puede llegar a los 1.000 euros.

En la primera de las pruebas arrojó un resultado superior a 0.60 miligramos por litro de alcohol en sangre y dio positivo en cocaína y marihuana, tras lo que se negó a una segunda prueba de verificación.

Desde ese momento permanece detenido como posible autor de los delitos de seguridad vial y sesiones por los que pasará a disposición judicial. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios