Félix Sanz Roldán, exjefe del CNI Conferencia en futuro presente

  • El teniente general habla sobre 'La seguridad en España' dentro del congreso 'Ejército, Empresa y Conocimiento'

Conferencia en futuro presente.

Conferencia en futuro presente. / Álex Cámara

No es frecuente que un ex jefe del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) diserte en público sobre “ La Seguridad en España”. Pero si este exjefe de espías donde inteligencia y contrainteligencia son la noche y el día en el marco de un mundo ¿desordenado, ordenado o en fases de reordenamiento? atrae la atención de no pocos interesados en saberlo. Así el pasado martes el Teniente General, Félix Sanz Roldán, no dejó indiferente a nadie en su cosmovisión tanto del mundo de hoy como de sus mutaciones y cambios en marcha porque nada es igual de un día para otro.
El ex jefe del CNI no entró en temas propios de su lealtad y como sabe guardar y hacer guardar los secretos, no soltó prenda alguna sobre tanta actualidad en torno al campo de la información, que por tener carácter de confidencial o secreta, solo la conocen quienes tienen democrático acceso a la misma.
Por ello su disertación era obligado que la expusiese críptica, pero por ser militar de alta graduación el conferenciante, sorprendió por su serenidad y franqueza en el espacio que dibujó en un auditorio lleno a rebosar.
Inteligente y experto en soportar pesos informativos que a otros les explotaría en las manos, el general Félix Sanz, pacientemente definió “el ambiente en el que estamos” y desgranó el orden que muta en desorden y a su vez funde nuevos órdenes internacionales. 
Elogió la sesera de Henry Kissinger por su enfoque directo al hecho del poder en su obra El Orden Mundial y apostilló recordando como se  llegó a a Paz de Westfalia en 1648 “tres años después de la batalla de Rocroi”, donde España y sus Tercios sufrieron su mayor derrota y Europa decidió parar el carro de la guerra firmando las actas de paz en la ciudad alemana de Münster.
Gran afluencia de público. Gran afluencia de público.

Gran afluencia de público. / Álex Cámara

Enfocó el general Roldán las denominadas “esferas de poder” donde Europa, USA, Rusia y China “con el islam en medio” juegan sus poderes e influencias continentales, a veces a cara de perro creando un “orden con limitaciones brutales” señalando a la protección arancelaria en la globalización como un escollo que en su presión entre Estados Unidos y China, que a su vez, presiona a terceros como España y concretamente a “Andalucía con su aceite de oliva”.
En sus cuarenta minutos de charla dio pinceladas para la reflexión en el nuevo orden “siempre perecedero” -señaló- que se fragua entre los choques y roces de las esferas de poder presente, indicando que estos choques no necesariamente tienen lugar en el “medio físico sino en el campo de la información donde la posesión de datos es el objetivo esencial”.
Analizó a groso modo el choque entre islam sunní y shií, la política exterior de la Federación Rusa que calificó de “excelente” por saber colocarse a tiempo en áreas que otros habían destemplado, pero igualmente “desetabilizadora”  destacando las “ventajas estratégicas” conseguidas y el campo de la ciberguerra donde confluyen desde las noticias falsas masivas hasta ordenamientos de tropas por WhatsApp como ocurrió en la toma de Mosul (Iraq). 
Pese al escaso tiempo del conferenciante y las pinceladas encriptadas que evitaron citas hacia Estados que han derrotado al yihadismo terrorista en Oriente Medio, el general Félix Sanz, mantuvo el tipo y diciéndolo todo no puso en peligro a nadie…ni a sí mismo.
Terminó su enfoque advirtiendo que el terrorismo y la inmigración irregular siguen siendo las amenazas principales para la esfera europea. Un lujo para tenerlo en todo un seminario y a buen seguro poseedor de todo un banco de información que solo podrá desvelarse dentro de 50 años, tal como marca la ley.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios