Pilar Aranda | Rectora de la Universidad de Granada “Estoy convencida de que el Ministerio abordará cambios en los requisitos para acceder a las becas"

  • La Universidad ultima la elaboración de un plan de contingencia en el que se abordarán los cambios necesarios para solventar el último tramo del curso académico desde casa

Pilar Aranda, en una imagen de archivo. Pilar Aranda, en una imagen de archivo.

Pilar Aranda, en una imagen de archivo. / R. G.

–En relación a los efectos que tiene el Covid-19 sobre los estudiantes, ¿Qué medidas se van a tomar?

–Hemos ampliado el plazo para solicitar becas propias, y también se ha incrementado la demanda. Hay 800 peticiones. Estamos redefiniendo nuestro plan de becas propias, que va a tener más presupuesto. Siempre ha sido seña de identidad que ningún estudiante se quede fuera por motivos económicos. Tendremos que ver ayudas a la vivienda, paliar carencias como las de conexión a internet con las tarjetas de datos... La Junta ha puesto a disposición de 233 tarjetas SIM y aparte la Universidad tiene disponibles otras 300. En el Vicerrectorado de Estudiantes se está haciendo una tipología de las demandas y situaciones.

–¿En cuánto se va a incrementar ese presupuesto de becas propias?

–No lo sé. Tendremos que reajustar presupuesto. Es muy importante el papel de la Universidad y lo incrementaremos en lo que sea necesario. No vamos a ser cicateros.

–En cuanto a los que viven fuera y residen en pisos o colegios mayores y residencia, ¿va a haber alguna ayuda específica?

–Hay situaciones muy variadas y no podemos generalizar. El plan de becas se ajusta a las situaciones que se dan. Tenemos que ver cómo van a ajustar las becas el Ministerio. El ministro nos adelantó que se está estudiando. Si hay que hacer ayudas al alojamiento, que ya se venían haciendo, habrá que verlo.

"Me han llegado dos quejas [hacia profesores].Me imagino que habrá mas, pero me han llegado dos”

–Otra cuestión que afecta a los estudiantes es el calendario, ¿cuándo se sabrá qué cambia?

–Estamos en calendario. Nosotros queremos cumplir el calendario en este curso y el que viene a lo mejor tenemos que aplazar una semana el comienzo. Lo estamos estudiando. Tenemos preparado un plan de contingencia que llevaremos a consejo de gobierno. Queremos que todo el mundo lo conozca. Pensamos que tanto para calendario abierto como para cerrado podemos terminar a finales de julio. ¿Qué nos va a quedar? TFG y TFM, que podrían desplazarse a septiembre. Nadie va a perder este curso. Si hay que desplazar una semana el inicio del curso en septiembre, se haría. El caso de unas prácticas que sean indispensables, ahí está septiembre en el caso de que sea necesario para que se completen. Agosto son vacaciones.

–¿Se teme que haya cambios en la tasa de rendimiento?

–Es pronto para decirlo, pero creo que no. Puedo decirlo con conocimiento de causa. Asistí a una reunión de mi departamento y se está trabajando muy bien. Es cierto que es un departamento, pero estamos haciendo un seguimiento muy estrecho.

–¿Desde la UGR se está a favor de rebajar los requisitos académicos para acceder a una beca?

–Sí. Nos gusta analizar los datos con rigor. Conforme lo vayamos viendo, por supuesto. Estoy convencida de que el Ministerio lo abordará.

–En cuando a los requisitos de renta, ¿también habría cambios?

–El tema de la renta va a ser fundamental. En Granada, que depende tanto de los servicios, habrá que pedir una revisión.

–Sobre la docencia virtual, ¿ha recibido quejas por parte de estudiantes sobre profesores que no se han adaptado?

–Me han llegado dos quejas. Me imagino que habrá más, pero al correo me han llegado dos. A los estudiantes con los que no haya contactado el profesorado, deben contactar con los directores de departamento. La Delegación General de Estudiantes y los delegados de curso están haciendo un gran trabajo. Todo el mundo ha tenido que recibir ya el correo. Prado está funcionando bastante bien. Hay que tener en cuenta que somos 4.000, es una Universidad muy heterogénea. Agradezco la labor que hacen los directores de departamento y de centro, coordinadores de grado... Podemos estar satisfechos. Lo que sí nos preocupa que haya algún estudiante digamos desasistido y en eso nos estamos moviendo.

"Nosotros queremos cumplir el calendario y el curso que viene a lo mejor tenemos que aplazar el comienzo una semana”

–En cuanto al profesorado, ¿hay riesgo de que ocurra como con la crisis de 2012 y se vean dilatados los procesos de acreditación y de incorporación de docentes?

–Estamos muy orgullosos de haber eliminado las listas de espera. Hemos hecho un esfuerzo en contratación de profesorado, casi 800 plazas. Estamos en una situación mejor. No óptima, pero no creo que tengamos que llegar a las medidas de 2012, sinceramente. Espero que la recuperación sea más o menos rápida.

–En investigación, el hecho de llevar tantos recursos económicos a la lucha contra el coronavirus, ¿puede perjudicar a otros proyectos?

–No creo. Lo que se ha hecho ha sido incrementar las partidas para luchar contra el coronavirus. No se han detraído partidas de lo que ya estaba aprobado. Esa investigación en coronavirus en nuestra universidad se ha extendido a todos los ámbitos, desde Informática a Psicología, productos farmacológicos, incluso educación...

–En relación al personal de administración y servicios, los procesos abiertos, como el de funcionarización o la aplicación de la nueva relación de puestos de trabajo (RPT), ¿se van a ver afectados?

–Tenemos el PAS funcionarizado y esa aplicación de RPT la iremos viendo. La Junta no nos ha dicho nada de tema presupuestario pero el capítulo I es intocable, intocable. Algo tan bueno como la RPT se irá aplicando, esa es la idea. A lo mejor hay que alargarla en el tiempo.

–La UGR puso sus instalaciones que a disposición de las autoridades sanitarias, pero todavía no se ha recurrido a ellas...

–Se puso a disposición tanto del Ministerio como de la Consejería a nivel local de todas nuestras instalaciones, nuestro equipamiento y nuestro personal. El primer lunes enviamos todas las mascarillas que teníamos, todas, al PTS y al Virgen de las Nieves. Luego se puso en marcha la iniciativa de los protectores, una iniciativa liderada por la Oficina de Software Libre, también se ha trabajado en el tema del respirador. Todos los días hablo con el delegado de Salud y sabe que estamos disponibles, pero entiendo que son las autoridades sanitarias las que tienen que ir pidiendo y demandando. Saben que tienen todo a su disposición. Incluso el Carmen de la Victoria y la Corrala para aislar a personas. Pero la toma de esas decisiones tiene que estar muy jerarquizada.

–En El País se ha publicado una información sobre las trabas burocráticas que dificultan que se haga uso de recursos del CSIC o de las universidades...

–Es un tema organizativo. Aquí nos han dicho que el laboratorio excepcional del PTS tiene capacidad para más análisis.

–Los colegios mayores ¿tendrían capacidad para acoger a pacientes o a médicos?

–Se pusieron a disposición, pero los colegios mayores hay muchos que están abiertos.

–¿Qué incidencia tiene esta crisis en el presupuesto?

–Trabajamos con lo que teníamos. Estábamos pendientes del modelo de financiación, que si no estaba teníamos que ir al famoso reparto de todos los años. Desde la Junta no nos han trasladado nada.Estamos pendientes. Nosotros haremos los ajustes. La gerente [María del Mar Holgado] nos ha indicado que está comprando mascarillas y material necesarios para el personal que sigue en sus puestos, desde comedores a mantenimiento y seguridad. La idea es ir reestructurando y viendo las necesidades.

–¿Está comprando la Universidad ordenadores para profesores que los requieran para trabajar en casa?

–Ahora mismo no, del stock que teníamos se ha podido cubrir las necesidades, pero no descartamos hacer alguna compra. En personal del CSIRC y Ceprug ha hecho un trabajo excepcional. Estamos dando la respuesta que se espera de una universidad como la nuestra.

–¿Es prudente hacer el examen de Selectividad?

–Eso lo tendrá que decidir el Gobierno. Ya tenemos a disposición todas las aulas, estamos viendo ampliar sedes. Se nos ha ofrecido incluso el Palacio de Congresos. Ya tenemos bastantes sedes pero se ve incluso incrementar, porque la idea es que no estén muy cerca unos de otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios