Granada

La crisis se pinta los labios de rojo carmesí

  • El 'lipstick index' se convierte en uno de los principales índices económicos con los que valorar la situación imperante

Con los tiempos que corren, de crisis y austeridad económica, las compras y los caprichos empiezan a dejarse a un lado para llegar a lo que todo el mundo quiere, pero que difícilmente consigue: ahorrar. El cómo alcanzar este propósito trae de cabeza a más de uno, pero no hay que desesperar. A partir de ahora, la compra de artículos menos lujosos puede ser la opción.

¿Ha notado que en su baño aumentan los pintalabios de color rojo? Si la respuesta es sí, corrobora lo que los economistas han denominado como lipstick index. Y es que el incremento en la demanda de este artículo se ha convertido en un indicador económico que augura malos tiempos en la economía de los países.

Pese a que suena a broma, no es así. Esta teoría fue formulada por el heredero de la compañía Estée Lauder, Leonard Lauder en 2001 cuando, tras los atentados del 11-S, comprobó que su empresa vendía más pintalabios rojos de lo que era normal. Según el magnate, "cuando las mujeres no pueden acceder a una cartera, satisfacen su necesidad de consumo con la compra de maquillajes". A partir de este momento, la teoría del lipstick excedió el terreno de la estética y pasó a ser un importante índice con el que valorar la situación económica imperante en cada época. El porqué resulta sencillo: las mujeres no pueden acceder a bienes de mayor precio y satisfacen sus ansias de consumo a través de productos más baratos. Y es que las ventas de las barras de labios han aumentado un cien por cien, mientras que la ropa o calzado disminuyó otro 10 por ciento.

Todo tiene una explicación psicológica. Según los expertos, "la adquisición de productos que no son los de primera necesidad genera una sensación ilusoria que te aparta del panorama crítico que se vive en casa y da fuerzas para seguir adelante".

Si los pronósticos son acertados y el indicador funciona, ya podemos prepararnos. Según el profesor José Luis Nueno, "en estos momentos, ya hay una empresa fabricante de ingredientes para pintalabios que ha recibido para 2008, un 28 por ciento más de pedidos que en 2007. Y la cosa, seguirá en incremento".

Pero no es este el único índice económico curioso que se utiliza como indicador de la recesión y el deterioro de un país. La historia de la economía ha dejado tras de sí un largo etcétera de teorías que se han utilizado con este fin y que son tan extraños, a la par que curiosos, como el del pintalabios. Prueba de ello es la del precio del 'big mag', muy utilizado por el diario The Economist.

Lejos de tanta teoría e índice económico, por absurdo que parezca, se esconde el deseo de la gente de seguir adelante pese a la crítica situación a la que se enfrentan. Y aunque el buen humor no es suficiente para ahorrar y conseguir llegar a fin de mes sin muchas penurias, sí lo es para ver de otra manera los malos tiempos que se avecinan.

Ahora sólo queda echar un vistazo al cuarto de baño para comprobar si realmente hay más barras de labios de lo habitual, sí es así ya saben lo que puede venir durante los próximos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios