Granada

Otra denuncia salpica a Cuenca a dos días de la investidura del alcalde

  • Un empresario alerta a la Fiscalía de una posible "obstrucción a la justicia" en el caso Nazarí

Paco Cuenca (PSOE) y su grupo de concejales Paco Cuenca (PSOE) y su grupo de concejales

Paco Cuenca (PSOE) y su grupo de concejales

El caso Nazarí, que acabó con el largo gobierno del popular José Torres Hurtado, ha terminado por salpicar a su sucesor en la Alcaldía de Granada, el socialista Paco Cuenca, y además a dos días de la investidura del nuevo regidor de la ciudad, cuando aún no hay cerrado oficialmente un pacto de gobierno que determine el nombre de quien se sentará en el sillón principal del salón de plenos en los próximos 4 años. La aparición tardía de unos documentos urbanísticos supuestamente extraviados ha provocado que una de las partes acusadoras haya denunciado a Cuenca, a otros dos concejales y a altos cargos de Urbanismo por "obstrucción a la justicia". 

En el momento político más inorportuno para el alcalde en funciones, el equipo jurídico municipal hizo llegar al Juzgado que investiga el caso Nazarí información sobre el hallazgo de unos planos del Pabellón Mulhacén, pruebas reclamadas desde hace mucho tiempo por la jueza y que no habían aparecido. 

La propia magistrada ha pedido al Ayuntamiento que identifique a los responsables de la custodia de esos documentos para aclarar los motivos de que hayan permanecido ocultos durante tanto tiempo. Pero además, el empresario Ramón Arenas, denunciante de este caso, se ha dirigido hoy a la Fiscalía para denunciar a parte del equipo de gobierno socialista y a técnicos de Urbanismo por los supuestos delitos de infidelidad en la custodia de documentos, obstrucción a la justicia y encubrimiento. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios