Marquesado del Zenete

El polémico derribo de la cruz blanca de los Reyes Católicos en el municipio granadino de Jérez del Marquesado

  • Un grupo de vecinos reprocha al regidor socialista la decisión de romper y echar abajo una pieza reconstruida en 2017 y que es símbolo del paso de Fernando e Isabel la Católica por su pueblo

Momento del derribo de la cruz en mayo de este año Momento del derribo de la cruz en mayo de este año

Momento del derribo de la cruz en mayo de este año / G. H.

Algunos documentos históricos hablan de una visita de los Reyes Católicos a en 1489 al caserío de Jérez (actual Jérez del Marquesado) cuando se produjo la conquista de Guadix y el Zenete. Como todo el Zenete, Xeriz (nombre árabe de Jerez) pasó en abril de 1490 a manos del Gran Cardenal de España, Pedro González de Mendoza, y después de su hijo.

Tras aquella etapa de la Reconquista de Granada y de la posible visita de Isabel y Fernando a Jérez se levantó en Jerez del Marquesado una cruz blanca de alabastro de cuatro varas (unos 3,40 metros de alto) que según estudiosos pudo colocarse en la zona de entrada al pueblo el 10 de abril de 1490, fecha en que fueron donadas "en juro de heredad para siempre jamás" a Pedro González de Mendoza, las localidades de Jerez con Alcázar, Lanteira y Alquife; pasando de señorío a Marquesado que luego entregó a su hijo Rodrigo.

La cruz tras siglos de pervivencia fue destruida en 1936 al inicio de la Guerra Civil y hace unos años, en 2017, fue restituida una imitación por la iniciativa del entonces concejal José María Gómez Torres 'Gumersindo' (PP). Ahora, tres años después y en pleno confinamiento, el actual alcalde socialista José Ángel Pereda ha derribado la cruz de los Reyes Católicos ante la indignación de un grupo de personas en el pueblo aficionadas a la historia.

En su lugar, donde estaba la conocida como la Cruz Blanca de los Eras (por el barrio de Jérez donde se ubica), el Ayuntamiento ha puesto unos contenedores de basura sin que cumpla con la promesa de ubicarla junto a la balsa del pueblo. La cruz, símbolo de la Reconquista con un significado de la cristianización de los sitos que se iban conquistando, es para el grupo de personas que critican la decisión del alcalde un símbolo más del pueblo como el Castillejo (de época nazarí) y que rememora que la zona fue de reposo para el sultán El Zagal y que, incluso, acogió a Boabdil.

La cruz se volvió a levantar en 2017 La cruz se volvió a levantar en 2017

La cruz se volvió a levantar en 2017 / G. H.

Es decir, defienden el valor tanto del patrimonio cristiano como de los numerosos vestigios moriscos que quedan en la zona. "A Gumersindo le sonaba una cruz de los Reyes Católicos que en el 36’ quedó destruida porque entonces tenía 10 años y vio cómo la tiraban", relata Jesús Alcalá, uno de los portavoces de este grupo de vecinos que reprocha al regidor del PSOE su derribo sobre la decisión de este historiador local que entonces era concejal del PP y se propuso levantarla de nuevo en 2017 para realzar como Bien de Interés Cultural. Para ello, se valió de los archivos de Madoz que documentaba en sus tomos esta cruz blanca de alabastro de cuatro varas.

El actual alcalde, siendo concejal en la oposición del PSOE, defendía que la cruz blanca no debía situarse en las Eras sino en una balsa que hay en el pueblo junto al transformador. No obstante, tres años después y al frente del Ayuntamiento su decisión fue derribar dicha cruz en el mes de mayo ante la atónita mirada de quienes defendían su colocación. Ellos reconocen que el alcalde les ha indicado que va a ubicar una nueva cruz blanca junto a la balsa, pero pasan los meses y no ven movimiento.

"En mayo la tira con la excusa de que era ponerla en otra lugar porque es el alcalde y evidentemente tiene la legitimidad para hacer ciertas reformas, pero es que la tiró y la rompió", critica Alcalá, que asegura haber tenido dos conversaciones con el alcalde e intentar hacerle ver la importancia patrimonial de la cruz aunque cree que el regidor "ignora en sí la verdadera historia" y que ya en un pleno de diciembre manifestó su intención de eliminar la pieza.

Asimismo, este grupo de vecinos se muestra indignado de que en el lugar de la cruz, para ellos "una seña de identidad", se hayan colocado unos contenedores de basura. En contraposición, este grupo de vecinos señala el buen hacer de La Peza a la hora de recuperar la historia del Alcalde Carbonero como una representación que atrae gente al municipio y defiende su historia.

En su lugar se han puesto unos contenedores En su lugar se han puesto unos contenedores

En su lugar se han puesto unos contenedores / G. H.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios