Granada

El desplome de un muro deja un 'agujero' en la calle Serrano

  • Los vecinos del Bajo Albaicín alertan del peligro que supone por riesgo de caídas

  • Lleva seis meses protegido con una valla

El desplome de un muro deja un 'agujero' en la calle Serrano El desplome de un muro deja un 'agujero' en la calle Serrano

El desplome de un muro deja un 'agujero' en la calle Serrano

Caminar por la calle Serrano, situada en el Albaicín, es una auténtica prueba de supervivencia. En esta vía se ha abierto un 'agujero' al vació que podría causar en cualquier momento una desgracia. Según denunció ayer la presidenta del Bajo Albaicín, Lola Boloix, desde hace seis meses hay un solar en esta vía a un nivel muy inferior de la acera y únicamente protegido por unas vallas amarillas. Hace seis meses las lluvias provocaron la rotura del muro que protegía a los viandantes de a caer a este espacio que queda varias plantas por debajo.

Cuando el colectivo denunció el estado en que había quedado la calle, los efectivos de bomberos se acercaron y protegieron el lugar con una valla. Sin embargo, a juicio de Boloix esta operación es completamente insuficiente. "Cualquiera puede caerse por este agujero", detalla la presidenta de la asociación, quien recuerda que se trata de una calle muy estrecha. No es la primera vez que el urbanismo castiga a los vecinos de esta zona. Años atrás sufrieron el estado ruinoso de otro edificio que se caía a pedazos.

En la calle Zenete, según indica Boloix, hay otro solar que, si un turista o un granadino se asoma, podría hacerle caer en torno a cuatro plantas. "El tema de los solares es muy peligroso, sin embargo, continúan en un completo estado de abandono", añadió.

No es la única vez que se protege un espacio peligroso con una valla amarilla o un precinto de plástico fácil de rebasar. En otro barrio, el del Zaidín, los bomberos colocaron lo mismo para evitar que personas accedieran a las instalaciones de las antiguas cocheras de la Rober. Desde que la empresa se mudó, la instalación quedó en completo estado de abandono. A pesar de las quejas de los vecinos de la asociación Zaidín Campus, no se hizo nada por proteger la zona. Tiempo después un incendio alertó a los residentes de la Avenida de Dílar donde se ubica este espacio. Alguien había accedido al interior y había metido fuego a una de las sala donde, además, están apareciendo grafitis en los últimos días en una instalación que en breve va a ser demolida.

El problema de estos solares es que, con frecuencia, acumulan también plantas secas y basura, lo que supone problemas de insalubridad e higiene así como mayor riesgo de incendios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios