Municipal

Hasta 18 detectores analizarán el tráfico para la nueva movilidad de Granada

  • El Ayuntamiento saca a licitación el contrato para implantar un plataforma informática vertical con la que conocer la densidad real de tráfico y tomar medidas que reduzcan el uso del coche

Hasta 18 detectores analizarán el tráfico para la nueva movilidad de Granada Hasta 18 detectores analizarán el tráfico para la nueva movilidad de Granada

Hasta 18 detectores analizarán el tráfico para la nueva movilidad de Granada / G. H.

El Ayuntamiento de Granada ha redactado ya la memoria para el contrato del proyecto para la Implementación Vertical de Movilidad y Sensorización de la Red Viaria de Granada. ¿Qué supone este proyecto? La instalación de sensores y cámaras en puntos de la ciudad para conocer la densidad real de tráfico y a partir de ahí tomar medidas para la nueva movilidad en la que se prime el transporte público y se reduzca el vehículo privado y con él la contaminación.

En el proyecto, publicado en el portal de contratación del Estado y finalizado en diciembre de 2020, se enmarcará en el proyecto Edusi De Tradición a la Innovación dentro de la línea de Fomento de la Movilidad Urbana Sostenible, se pretende abordar la gestión integral de los servicios relacionados con la movilidad en Granada, una de las 50 ciudades con mayor media anual de partículas en suspensión de Europa. Un problema en el que el transporte es la mayor causa, suponiendo el 51% de las emisiones de CO2 de la ciudad.

Para atajar este problema, el proyecto busca dotar a la ciudad de una tecnología que “proporcione los datos necesarios para una correcta gestión de los distintos tipos de movilidad” y que haya un conocimiento suficiente de los mismos como para “trazar las estrategias necesarias que mitiguen el uso del automóvil privado en pro de otros modos de transporte”, lo que mitigaría las emisiones.

Así, con los datos que se obtengan de este proyecto se permitirá mejorar la calidad de vida de los granadinos, reducir el uso del vehículo privado, fomentar el transporte público, implementar itinerarios saludables (carriles bici combinados con peatonales), impulsar medidas de peatonalización de la ciudad, entre otras.

Para ello, el proyecto pretende implementar una plataforma digital de datos vertical, a modernizar el Centro de Gestión Integral de Movilidad de Granada (CGIM), sensorizar la red viaria y contar con reguladores semafóricos de nueva tecnología.

La plataforma vertical se integrará en la futura plataforma de Ciudad Inteligente de Granada. Para la financiación, el 80% será con fondos Edusi y el 20% de aportación municipal.

Según la memoria, se contará también con detectores mediante cámaras de visión artificial en distintos barrios, lo que permitirá aumentar la red de datos y aumentar la información sobre la movilidad en las zonas de actuación. Estos datos pasarán después por la plataforma vertical para “mejorar la toma de decisiones respecto a los flujos de tráfico que se verán optimizados en estas zonas”. También se instalarán reguladores semafóricos para mejorar los recorridos del transporte público urbano.

Las obras proyectadas para la materialización del proyecto son varias. Con la plataforma vertical se integrarán todos los servicios que se prestan en el CGIM para que estén disponibles en distintos dispositivos, no como ahora. Así, se podrán recopilar la información de los sensores, analizar la información en tiempo real y analizar la optimización de la regulación y la gestión de la movilidad urbana. El objetivo será dar “inteligencia real” al sistema.

Puntos de sensorización Puntos de sensorización

Puntos de sensorización / G. H.

Junto a la plataforma, se pretende reforzar la sensorización de la red viaria de la ciudad mediante detectores para la captación de datos, volumen y ocupación. “La instalación de detectores y cámaras inteligentes permitirá aumentar significativamente la red de toma de datos de tráfico rodado y peatonal, lo que aumentará la captación de datos e información recibida respecto a la movilidad en la zona de actuación”. Los datos de tráfico se recogerán mediante espiras electromagnéticas ejecutadas en el pavimento, que necesitan mantenimiento diario porque son muy vulnerables a las incidencias.

Para tomar esos datos, se instalarán detectores basados en cámaras con análisis de vídeo inteligente, que lo convierte en datos. Los puntos de medida estarán en: Camino de Ronda-Violón, Ronda-Neptuno, Ronda-Sol, Ronda-Dílar, Andrés Segovia-Palencia, Acera del Darro-Humilladero, Dílar-Palencia, Plaza Nueva-Carrera del Darro, Eudoxia Piriz-Juncos, Gran Vía-Tinajillas, Recogidas-San Antón, Violón-Congresos, Bomba-Cuesta Escoriaza, Manuel Maldonado-Santa Rosalía, Andrés Segovia-Manuel de Góngora, Pavaneras-San Matías, Ctra. Murcia-Pagés y Fernando de los Ríos-Beethoven.

Cada cámara podrá deberá poder ser configurada para abarcar cuatro carriles y realizar varias tareas: Detección de presencia de vehículos en las intersecciones, barra de parada y detección de avance, conteo de vehículos (por carril y por clase de vehículo), velocidad del vehículo, ocupación o clasificación (3 clases, solo en tráfico que se aproxima), tiempo de intervalo o adelanto y monitoreo de flujo o detección de colas.

En la plataforma se integrará también el sistema urbano de regulación semafórica, que permite controlar las intersecciones y transmitir información constante sobre el funcionamiento de las mismas y que haya una buena coordinación. Para eso habrá que ‘migrar’ al nuevo sistema 23 reguladores semafóricos: los de Camino de Ronda, Pedro Antonio de Alarcón, Gran Capitán y Recogidas. Esto conllevará también la instalación de una nueva central de zona de tráfico a la que se conectarán estos reguladores.Para optar al proyecto los licitadores tendrán que dar un cronograma de actuación y una propuesta de instalación para cumplir los plazos.

El valor estimado del contrato asciende a 1.038.323 euros. El presupuesto base de licitación asciende a 1.256.371 euros (IVA incluido). El proyecto recoge 159.189 euros para la plataforma informática vertical, 115.654 euros para la sensorización de la red viaria, 274.077 para los reguladores semafóricos y 169.262 euros para la innovación del CGIM, entre otros capítulos.

El plazo de ejecución material será de 10 meses (3 meses para tener el programa informático de la plataforma, otros 3 para la integración del centro de control de tráfico y de metro y 4 para la integración del resto de verticales ofertados y finalización de instalaciones). El adjudicatario dará como mínimo un año de garantía desde la recepción y tendrá que afrontar los gastos del mantenimiento de la plataforma durante 4 años.

El 14 de enero se publicó la licitación en el Portal de Contratación del Estado y los interesados tienen hasta el 16 de febrero para presentar ofertas a este contrato de suministro

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios