Lluvia

Los embalses se recuperan

  • El agua embalsada en la cuenca garantiza el abastecimiento para los próximos tres años

  • Vega Alta y Media de Granada se mantiene en situación de prealerta por sequía

Embalse de Canales, en una imagen de archivo. Embalse de Canales, en una imagen de archivo.

Embalse de Canales, en una imagen de archivo. / Carlos Gil

Las lluvias caídas en las últimas jornadas han permitido que los embalses de la provincia encaren el mes de mayo con los mejores niveles de reserva en el mes de abril desde el año 2016. Así lo demuestran los datos del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

El balance global de la provincia –que únicamente tiene en cuenta el agua almacenada en los embalses gestionados por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG)– indica que los pantanos están a un 53,92% de su capacidad, más de un punto por encima de hace u mes y prácticamente cuatro por encima del pasado mes de enero. En relación con el mismo día del mes de abril del pasado año, el dato también es mejor. Hace doce meses las reservas de la provincia gestionadas por la Confederación estaban a un 51,84%. Para encontrar un registro de abril que supere el dato de este mes de 2019 hay que remontarse a 2016, cuando las reservas se situaban en un 59,02%.

En cuanto a la Costa, Béznar está al 87% de su capacidad y Rules, al 92%

Estos datos son la media de los embalses de la CHG –todos excepto Béznar y Rules, que dependen de la Junta de Andalucía–, pero cada uno de ellos cuenta con niveles de almacenamiento diferentes. Entre los que se encuentran con mejores datos están Cubillas (97%) y Quéntar (91%). Cabe destacar que estas dos infraestructuras tienen una capacidad de almacenamiento muy limitada (trece hectómetros cúbicos el primero, doce el segundo) por lo que las aportaciones implican que el porcentaje de agua embalsada suba con celeridad.

También se encuentra por encima del 90% el embalse del Portillo, mientras que Canales está a un 82% de su capacidad. En el caso del Portillo, según los datos del SAIH, el pasado viernes se desembalsaron 1,3 hectómetros cúbicos. El resto de infraestructuras los niveles de agua evacuada son muy inferiores.

Precisamente el embalse del Portillo es el único de los gestionados por la CHG que tiene peores indicadores que hace un mes. El pasado mes de marzo, éste se encontraba al 93% de su capacidad, tres puntos por encima del dato del pasado viernes.

En el otro lado, el de San Clemente está al 16% y el Negratín (el mayor de la provincia con 576 hectómetros cúbicos de capacidad) se sitúa en el 50%, más de un punto por encima de hace apenas diez días.

En cuanto a los otros dos embalses de la provincia, Bénzar y Rules, la información de la Red Hidrosur indica que el primero está al 87,7% de su capacidad mientras que el segundo –que carece de canalizaciones– está al 92,2%.

En términos generales, la provincia se encuentra en la media de todas las provincias en las que la Confederación gestiona embalses, un 54,6%. Por encima de este promedio se encuentran, como suele ser habitual, las provincias de Huelva (74%) y Sevilla (68%) y, ya fuera de Andalucía, Ciudad Real (84%).

En el último informe de la sequía, publicado por el Ministerio para la Transición Ecológica se indica que únicamente está en situación de prealerta la unidad –término que sustituye al anterior de sistema y subsistema– compuesta por la Vega Alta y Media de Granada.

El pasado 2 de abril la Confederación aprobó un desembalse de 1.260 hectómetros para la campaña de riego en la cuenca. En la reunión se indicó que el período transcurrido desde el comienzo del año hidrológico (1 de octubre de 2018) hasta el 31 de marzo de 2019 ha sido más seco de lo normal, “con un déficit de precipitaciones del 33% con respecto al mismo período de los últimos 25 años”. Pese a ello, los embalses estaban, en toda la cuenca, al 54% de su capacidad, lo que garantiza el “abastecimiento humano durante tres años”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios