Movilidad

Los empresarios enmiendan 'Granada Central', el plan de zonas de bajas emisiones

  • La CGE y Cámara Granada muestran sus medidas correctoras a la propuesta del Área de Movilidad del Ayuntamiento para que no tenga un gran impacto sobre la economía de la ciudad

Un vehículo circula por uno de los carriles reservados para bicis Un vehículo circula por uno de los carriles reservados para bicis

Un vehículo circula por uno de los carriles reservados para bicis / Antonio L. Juárez (Photographerssports)

La Confederación Granadina de Empresarios (CGE) y Cámara Granada han trasladado hoy al Ayuntamiento de Granada un documento con medidas correctoras para minimizar el impacto que el Plan Estratégico de Movilidad Urbana puede tener en la actividad económica. El plan, elaborado por el Área de Movilidad el Consistorio, recoge la creación de Zonas de Bajas Emisiones en el centro y la limitación, en una primera fase que entrará en vigor en enero de 2021, del aparcamiento de vehículos en superficie.

Este documento ha sido entregado hoy al alcalde de Granada, Luis Salvador, en una reunión informativa que ha mantenido con representantes empresariales y de las asociaciones sectoriales de Hostelería, Comercio, Constructores, Talleres y Automoción y Empresas Siderometalúrgicas.

Ambas entidades comparten la preocupación del Ayuntamiento sobre la contaminación y la necesidad de tomar medidas para mejorar la calidad del aire de la ciudad, pero, tal y como ha trasladado al alcalde, creen necesario "estudiar con detenimiento el impacto global que la progresiva peatonalización del centro puede tener para Granada, atendiendo también a sus efectos en la actividad económica".

La implantación de una Zona de Bajas Emisiones incidirá sin duda negativamente en el acceso a comercios, restaurantes, hoteles, oficinas y resto de negocios del centro, por lo que, tras un primer análisis del Plan de Movilidad, los empresarios han propuesto una serie de medidas correctoras que permitirían "compatibilizar la mejora de los niveles de contaminación con la actividad empresarial".

En primer lugar, CGE y Cámara Granada apuestan por poner en marcha "un plan serio y riguroso de peatonalización", modificando y arreglando las calles que serán peatonalizadas. También consideran necesario fomentar el uso de los parking disuasorios situados en el perímetro de la ciudad, estableciendo un sistema de vehículos lanzadera con un precio muy competitivo y elevadas frecuencias.

Los empresarios granadinos consideran esencial que se dé ejemplo desde lo público con la implantación de autobuses eléctricos en todas las líneas y la puesta en marcha de un plan de estimulación para el uso de vehículos eléctricos, que incluya la creación de una red de puntos de recarga municipal y la realización de una campaña de concienciación para incitar a la compra de este tipo de vehículos.

Garantizar el acceso a la Zona de Bajas Emisiones de empleados, trabajadores, empresarios, clientes y residentes; implementar la tecnología necesaria para evitar multas erróneas; y poner en marcha medidas dinamizadoras del centro que eviten la deslocalización de empresas son otras de las propuestas planteadas por la CGE y Cámara Granada, que consideran fundamental "informar bien a la ciudadanía del proyecto y transmitir que el centro no se cierra".

En el documento que se ha entregado al alcalde también se recoge una propuesta para la eliminación de los carriles temporales reservados a bus, bicicletas y patinetes, que están empeorando los atascos y, con ellos, la contaminación.

Además, la CGE y Cámara Granada han trasladado al alcalde que la restricción de la circulación de vehículos no puede ser el único pilar de la estrategia contra la contaminación del Ayuntamiento de Granada. "Es necesario incidir en otros elementos como el cambio de calderas, calefacciones y aparatos de aire acondicionado antiguos, que generan un gran gasto energético".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios