Centro de Alta Tolerancia

Un espacio nocturno que cobija del frío a las personas sin hogar y "salva vidas"

  • La Fundación Atenea gestiona ahora este servicio que abre de noche durante el invierno

  • Una media de 180 personas viven en las calles de Granada

Dos usuarios del centro jugando al dominó. Dos usuarios del centro jugando al dominó.

Dos usuarios del centro jugando al dominó. / Carlos Gil

Desde el pasado 22 de diciembre y hasta el 22 de marzo las personas sin hogar que viven en las calles de Granada tendrán un refugio donde resguardarse. Se trata del Centro de Alta Tolerancia, el espacio que, ubicado en la calle Arandas, ha vuelto a abrir sus puertas en horario nocturno para acoger a quienes más lo necesitan en estos momentos de temperaturas bajo cero.

Este espacio, gestionado ahora por la Fundación Atenea, ofrece un techo a estas personas que no tienen donde ir, pero también una ducha caliente, un té o un bocadillo "sin preguntas". Porque, tal y como detalló la concejal de Derechos Sociales ayer, Jemi Sánchez, el centro continua trabajando con la misma dinámica de atención acogida inmediata durante la noche a las personas sin hogar sin ahondar en las circunstancias personales que les han llevado hasta allí. Eso sí, una vez dentro, siempre habrá quien les tienda la mano para ayudarles hasta el punto de que esta instalación es un auténtico "salva vidas".

El espacio dispone de lavadora y ropero. El espacio dispone de lavadora y ropero.

El espacio dispone de lavadora y ropero. / Carlos Gil

Así lo relató la edil y lo corroboró el director del centro, Alberto Fernández, que detalla como, desde que el centro amplió su horario con motivo de la llegada del invierno se ha atendido hasta cuatro casos de extrema gravedad que han acabado con un final feliz gracias a la rápida actuación de los trabajadores del centro.

Una noche, por ejemplo, una persona fue atendida por un fuerte dolor en el pecho. Rápidamente fue atendida y se informó al servicio que trabaja de día que, a su vez, se coordinó con los servicios sanitarios. También hubo el caso de una mujer que, tras salir de prisión se escapó de una fundación donde recibía ayuda y llegó al centro en unas condiciones muy precarias. Ante esta situación se llamó a la ambulancia que la trasladó al hospital. Tras poner el hecho en conocimiento del equipo de día se buscaron alternativas. Ahora, esta mujer, acogida en una fundación y en unas condiciones muy buenas.

Estos son sólo algunos de los casos de las personas que pasan por este céntrico espacio situado en la calle Arandas y que funciona de noche como centro de alta tolerancia durante los meses más fríos y como centro diurno de encuentro y acogida el resto del año. Situaciones que, si llegan a sufrir los afectados en plena calle y con termómetros bajo cero, podrían haber tenido un fatal desenlace.

La concejal de Derechos Sociales, Jemi Sánchez, agregó que la capital destina una partida de 82.000 euros para "aliviar las situaciones de unas vidas marcadas por la soledad y el sinhogarismo durante los tres meses de invierno", y confió en recibir más ayudas en el futuro para que este espacio pueda abrir todos los días del año con ese horario.

También disponen de lavandería y ropero. También disponen de lavandería y ropero.

También disponen de lavandería y ropero. / Carlos Gil

Sobre la nueva Fundación Atenea que gestiona el centro, Sánchez remarcó que tiene más de treinta años de experiencia y genera confianza por sus conocimientos, investigación e intervención social. Además, se propone “aportar ese caudal para formar y sensibilizar a la sociedad desde la perspectiva de género y la reducción de daños así como mejoras en materia de orientación laboral y guarda canina. 

Según los datos recabados por los trabajadores, el 50% de los usuarios lleva en la calle más de tres años; tiene una media de edad de 45,3 años; cronifica sus circunstancias a mayor edad; predomina la nacionalidad española y un elevado porcentaje refiere que sufre delitos de odio, como amenazas e intimidaciones. De ahí que el centro se convierta también en un lugar seguro. Atiende las necesidades básicas de higiene, alimentación y sanidad y presta servicios jurídico, de peluquería, podología y fisioterapia. 

Dependiendo de las épocas, el sinhogarismo afecta en Granada a unas 180 personas. Hay un total de 150 plazas sumado el conjunto de centros operativos. La capacidad de respuesta y las emergencias están cubiertas satisfactoriamente en orden a la demanda registrada. 

La capital también cuenta con una unidad móvil que gestiona Cruz Roja.

La presentación tuvo lugar en el Ayuntamiento de Granada. La presentación tuvo lugar en el Ayuntamiento de Granada.

La presentación tuvo lugar en el Ayuntamiento de Granada. / G. H.

En la presentación también estuvieron presentes la gerente de la Fundación Atenea, Paz Casillas y el director territorial de Fundación Atenea Andalucía, Juan Luis Delcán que detallaron la trayectoria de esta organización desde su creación en 1987.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios