Universidad

Una estudiante de la UGR denuncia acoso de un profesor de Pedagogía

  • Entre otras cosas le preguntó si "disfrutaba con el sexo o se masturbaba"

  • La Unidad de Igualdad de la Universidad ha abierto una investigación

Captura de uno de los mensajes que le envió el profesor por Whatsapp. Captura de uno de los mensajes que le envió el profesor por Whatsapp.

Captura de uno de los mensajes que le envió el profesor por Whatsapp. / G. H.

Comentarios 1

"Me había puesto mala y tenía que justificar unas faltas, entonces él me dijo que fuera a tutoría. No hablamos nada de la asignatura pero me dijo que no nos había dado tiempo suficiente a hablar y que fuera más tarde. En ese momento no sabía que él tenía tutoría más tarde, así que no sé por qué me pidió el teléfono pero en fin, se lo di. Hasta ahí todo fue más o menos normal hasta que me pregunta si yo me masturbaba, si necesitaba ayuda para eso y si disfrutaba con el sexo".

Así empieza una joven estudiante de Pedagogía de la Universidad de Granada (UGR) el relato en el que denunció, a través de su Instagram, el acoso que habría sufrido por parte de un profesor, unos hechos que ya están siendo investigados por la Unidad de Igualdad de la UGR.

Según explicó la estudiante a este diario, los hechos tuvieron lugar el jueves 7 de marzo cuando acudió a la tutoría con dicho profesor, en la que a diferencia del resto de docentes le pidió que se "sentara a su lado en lugar de delante suya, como con cualquier profesor", indicó la joven.

Tal y como manifestó la joven en redes sociales, él le "cogía las manos, se acercaba mucho, me dijo que era su alumna preferida, que hacía mucho tiempo que no tenía una alumna como yo. Me dijo de hacerme una asignatura diferente, que no era legal. Me lo dijo así, cosa que negó después".

Todo ello, además de expresarle que era "muy guapa, que tenía unos ojos muy bonitos, que no forzara la boca", un gesto que hacía porque "estaba incómoda no, lo siguiente". De igual modo, la joven denuncia que el profesor le sugirió "que podíamos quedar algún domingo, algún día para ir a dar un paseo; que podíamos hablar por FaceTime o por Skype" y que "no le contara a nadie" la propuesta de hacer una "asignatura diferente".

Asimismo, la estudiante afirma que "al final de la tutoría me intentó hacer una foto porque decía que estaba muy guapa" y que "como le tuve que dar mi número, tenía mi Whatsapp y me dijo que mi foto de perfil era muy provocativa. La acercó refiriéndose al escote y me dijo: Mira con el escote, con la rebeca medio abrochada".

Los hechos ocurrieron entre el 7 y el 14 de marzo y la Facultad la ha cambiado de clase

Tras la tutoría, la joven tenía clase con este mismo profesor, quien tras haber llegado "media hora tarde", según indicó la estudiante, "dijo que no podía decir qué había estado haciendo pero que era muy agradable". Si bien, lo ocurrido no terminó ahí, sino que se traslado a redes sociales.

A través de Whatsapp, tal y como muestra la joven con capturas, el profesor intenta llamarla –se ve la notificación de una llamada perdida– y le dice: "¿Puedo llamarte? Me pareció que disfrutaste mucho haciendo el árbol. Eso me hizo feliz. Te noté relajada y serena".

Además también se comprueba que él le envió imágenes con frases sobre amor, el enlace a un podcast de un programa radiofónico en el que había intervenido o preguntas como "¿recibes mis mensajes?". Todo ello a distintas horas durante esa tarde del 7 de marzo en la que, según relató la joven, le llegó a dar "miedo" abrir Whatsapp "por si entraba y me veía en línea".

Al no obtener respuesta por parte de la estudiante, el profesor volvió a contactar con ella a la mañana siguiente con otra imagen y el siguiente mensaje: "Un saludo y quedo a la espera de tu llamada cuando sientas la necesidad de acompañamiento tutorial en la asignatura para avanzar en el retraso acumulado".

Mensajes enviados por el profesor a la estudiante. Mensajes enviados por el profesor a la estudiante.

Mensajes enviados por el profesor a la estudiante. / G. H.

La joven respondió: "No sería posible avanzar de otra forma? Haciendo lo que me haya perdido estos días, lo que se haya mandado en clase o por prado y pido apuntes de la asignatura a alguna compañera, así estoy segura de que podría ponerme al día y estar preparada para el examen", mientras que el profesor le indicó que "lo hablamos en tutoría. Un saludo".

Ante ello, esta estudiante decidió acudir de nuevo a tutoría a la semana siguiente (el jueves 14 de marzo) y grabar la conversación: "Fui a otra tutoría y grabé la conversación. Tengo pruebas. Él ha admitido todo salvo lo de hacerme una asignatura diferente y están saliendo muchos casos de otras chicas a las que les ha pasado lo mismo con este profesor. De esa tutoría salí temblando, pero por lo menos tengo pruebas, no de lo de la asignatura diferente porque eso no lo admitió, pero de lo demás sí, aunque lo intentó justificar todo".

Ese mismo jueves la joven contactó con una chica de la Delegación de Estudiantes de la UGR y le contó todo lo ocurrido. "Estaba muy nerviosa y quería quitármelo cuanto antes", manifestó esta estudiante en declaraciones a Granada Hoy. Fue entonces cuando desde la Delegación le recomendaron ponerse en contacto con la Unidad de Igualdad de la UGR, donde le indicaron que antes de contarlo, "mejor preguntara en mi grupo de clase si había más casos".

Tras hacer la consulta por Whatsapp entre sus compañeros hace unos días por la mañana, "por la tarde todo el mundo lo sabía, así que tuve que contar yo la historia antes de que algo se malentendiera", lo que dio pie a que haya más de una decena de jóvenes le hayan asegurado haberse visto en una situación similar con el mismo profesor.

Precisamente, tal y como afirmó ayer a este diario el director de la Unidad de Igualdad, Miguel Lorente, "hay varios casos en investigación". Si bien, Lorente afirmó que respecto a este en concreto tienen constancia de lo ocurrido pero que "no puedo comentar nada, está bajo investigación. La chica tiene toda la atención de la unidad y yo estuve ayer [por el viernes] con ella y estamos empezando la investigación".

Asimismo, tal y como indicó la joven, también se ha reunido con el Decanato de la Facultad de Ciencias de la Educación que ha facilitado su cambio de grupo en esa asignatura para que sea otro profesor quien le dé clase.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios