Granada

Los estudiantes proponer reabrir el debate del calendario en la UGR

  • La DGE también quiere impulsar una solución definitiva para los alumnos de dobles titulaciones

Sala de estudio del campus universitario en el PTS. Sala de estudio del campus universitario en el PTS.

Sala de estudio del campus universitario en el PTS. / carlos gil

El cambio del calendario académico de la Universidad de Granada (UGR) todavía colea. La Delegación General de Estudiantes (DGE) propone reabrir, de cara al próximo curso, el debate sobre la supresión de la convocatoria extraordinaria de septiembre, el adelanto del inicio del curso académico y la posibilidad de que los centros elijan entre dos modelos, bien de semestres cerrados (con la convocatoria de recuperación de forma sucesiva a la ordinaria) o abiertos, que implica celebrar la convocatoria extraordinaria antes de las vacaciones veraniegas. La propia memoria de gestión de la Universidad de Granada, presentada el pasado mes de diciembre, recoge que "tras el análisis del desarrollo de su primer año de implantación, se decidirá sobre la pertinencia de mantener el modelo de calendario académico adelantado para el curso 2018/2019", aunque también se indica que el Rectorado asumió "la responsabilidad de impulsar" la modificación del modelo tradicional y "sincronizar" de este modo "el reloj académico de la Universidad de Granada con el de la gran mayoría de las universidades españolas y del entorno internacional". La propia rectora, Pilar Aranda, ha reconocido en varias ocasiones que "todavía tenemos que hacer ajustes", aunque siempre ha expresado su total convencimiento de que "entre todos conseguiremos que vaya bien".

El coordinador general de la DGE, Julián Juberías, señala que en el pleno celebrado el pasado miércoles se aprobó abrir el debate sobre el calendario. Aunque se da por hecho que no se volverá a contar con septiembre, se quiere que los centros den su opinión y, sobre todo, analizar los resultados académicos y la posible incidencia que el cambio de calendario ha podido tener en esos resultados. Ya existen datos del grado de Bioquímica, que ha operado con calendario modificado en los últimos años dentro de una experiencia piloto para testar las posibles consecuencias en el rendimiento académico de la supresión de septiembre. En este caso concreto el grado de Bioquímica -del que hay que señalar la altísima nota de corte y baja tasa de abandono- los resultados académicos no se han resentido. Es más, han ido a mejor. La tasa de rendimiento pasó del 90,79% en 2013/2014 al 93,14% en 2016/2017.

Por otro lado, Juberías también señala que se quiere impulsar una solución definitiva para los alumnos de los dobles grados. En siete dobles títulos los estudiantes deben compaginar los dos calendarios. Son los centros los que deciden qué modelo adoptan -cerrado o abierto- algo que perjudica, fundamentalmente, a los estudiantes que están matriculados en dos centros. Es el caso de Ciencias Políticas (abierto) y Derecho (cerrado) o Traducción (cerrado) y Empresariales (abierto). La solución en estos casos ha venido de la mano de los acuerdos alcanzados por los decanatos de los centros para evitar que los estudiantes perdieran clase en un centro por tener que examinarse en otro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios