Granada

La falta de vocaciones y el auge inmobiliario activa la venta de los conventos

La falta de vocaciones y el auge inmobiliario activa la venta de los conventos La falta de vocaciones y el auge inmobiliario activa la venta de los conventos

La falta de vocaciones y el auge inmobiliario activa la venta de los conventos

La crisis de las vocaciones religiosas unida al auge inmobiliario empieza a tener sus consecuencias también en la conservación de los conventos por parte de la iglesia. Prueba de ello es la puesta a la venta del Convento de Santo Domingo de Baza, un histórico edificio que, construido a principios del siglo XVI, destaca por su bello claustro, una escalera monumental que da acceso al interior del convento, la portada y el alfarje de la iglesia según detalla la web del Patronato de Turismo.

El convento, que ha sido reformado en distintas ocasiones se vende por 1.050.000 euros según detalla un anuncio de la Inmobiliaria Torres que aparece en Milanuncios.com. Como ocurre con los edificios que se venden en este tipo de páginas web, los vendedores incorporan en la información multitud de detalles sobre las posibilidades que tiene el convento de cara a su explotación turística. "El convento, en general, presenta un estado de conservación bueno pudiendo dársele uso con fines residenciales, hosteleros o turístico-culturales, aportando una rehabilitación de carácter puntual en las localizaciones que lo necesitasen", indica.

El Convento de Santo Domingo no es el único que podría convertirse en alojamiento hotelero. En Granada capital, el pasado mes de julio, el Ayuntamiento informó sobre su intención de modificar la ordenanza para que algunos conventos y edificios religiosos puedan cambiar su uso. En concreto, el expediente contempla una innovación al Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Albaicín, mediante el cual se pretende dar un cambio de función de esos edificios para que pasen de ser considerados de uso religioso a uso "residencial singular", una figura descrita en la normativa del PGOU de Granada como "alojamiento de personas, en general no vinculadas familiarmente, con carácter permanente y en régimen de comunidad (residencias universitarias, residencias de matrimonios, internados...). Más sucintamente: tener la posibilidad de convertir estos monasterios y conventos en hoteles o hospederías.

Estos serían los conventos de Santa Isabel la Real, Santa Catalina de Zafra, y de Santo Tomás de Villanueva (Las Tomasas), y de los monasterios de San Bernardo y la Concepción. Grupos municipales como IU o Vamos Granada han criticado con dureza una operación que supone, realmente, la privatización de estos espacios que podrían utilizarse para prestar servicios de interés a la ciudadanía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios