Granada

El fuerte temporal deja espesores de cuatro metros en Sierra Nevada

  • El efecto del viento entierra de nieve el telesilla Monachil o Laguna

  • La estación protege de los aludes

La estación luce un manto blanco impresionante. La estación luce un manto blanco impresionante.

La estación luce un manto blanco impresionante. / g. h.

Las últimas nevadas, que comenzaron el pasado 28 de febrero, han proporcionado a la estación de esquí de Sierra Nevada condiciones que no se han registrado en las últimas temporadas, lo que le permitirá ofrecer, salvo contratiempos meteorológicos severos, prestaciones óptimas en el último tercio de la temporada.

Según informó ayer Cetursa, la empresa pública que gestiona la estación invernal andaluza, la sucesión de temporales que se ha registrado en Sierra Nevada durante la última semana ha dejado grandes cantidades de nieve en la estación invernal granadina, con acumulaciones en pista que superan ya los cuatro metros de espesor especialmente en zonas medias y altas, con más de un metro nieve nueva.

La Costa es una de las zonas más dañadas por el temporal de toda la provincia

El efecto del viento, que ha superado los 100 kilómetros por hora por encima de los 3.000 metros, ha provocado que la estación superior de remontes como el telesilla Monachil o Laguna estén enterrados parcialmente en nieve, lo que complica su entrada en servicio. En el caso de la Laguna de las Yeguas, probablemente la zona más beneficiada por las reiteradas nevadas, los maquinistas de Sierra Nevada requerirán varias jornadas de trabajo.

Por lo demás, la estación ha establecido durante la semana medidas para prevenir avalanchas en lo posible, cerrando accesos a cornisas cargadas de nieve, habilitando retenedores en los laterales de las pistas para evitar que un eventual alud se adentre en dominio esquiable, instalando carteles informativos por toda la estación, así como advertencias de riesgo en los soportes digitales de Sierra Nevada.

Por otro lado, los constructores de snowpark esperan recuperar los cuatro sectores del Sulayr entre 48 y 72 horas, si no se producen nuevas precipitaciones, incluida la pista de Ski Cross. El miniparque de iniciación volverá a estar operativo durante la jornada de este miércoles.

En otros puntos de la provincia el paso del temporal ha dejado estampas desoladoras entre los que sin duda, las playas granadinas se han llevado la peor parte. Paseos marítimos anegados, duchas arrancadas, escalones de arena... Son algunos de los daños que a falta de un par de semanas para Semana Santa amenazan el inicio de la temporada turística de la Costa. El próximo lunes se reunirá la Comisión de Coordinación Interadminsitrativa para analizar los efectos y soluciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios