Granada

Los granadinos confían sus ahorros de más de 3.800 millones a los bancos

  • El anuario del sector hace hincapié en la exclusión financiera de la provincia, que se sitúa en el 'top 5' nacional de las que tienen el ratio más bajo de oficinas por habitante

Una mujer observa un escaparate durante las rebajas de verano. Una mujer observa un escaparate durante las rebajas de verano.

Una mujer observa un escaparate durante las rebajas de verano. / g. h.

La exclusión financiera de Granada es una realidad. Su inclusión en el 'top 5' de las provincias españolas con peores ratios de oficinas bancarias por habitante. Solamente Ceuta, Melilla, Jaén y Guadalajara tienen un menor número de oficinas en proporción a su población según el Anuario estadístico de la Banca en España publicado esta semana por la Asociación Española de la Banca y que hace un balance completo del año 2017. El mapa bancario ha sufrido un gran recorte en esta provincia, sobre todo tras la absorción de BMN, hasta el punto de que Bankia y la Diputación anunciaron recientemente que en 2019 van a poner en marcha un proyecto de 'banco sobre ruedas' con un ofibús que dará cobertura a 39.000 vecinos marginados por no tener una oficina a una distancia prudente. Paradójicamente, los granadinos han aumentado su confianza en depositar su dinero (3.918 millones de euros), en entidades financieras. Entre cuentas de ahorro y cuentas corrientes, los habitantes de la provincia suman en los bancos casi 4.000 millones, una cifra que es un 65% a la de 2007.

Esto quiere decir que en una de las peores etapas para la economía de la historia reciente de España y pese a los numerosos escándalos que han afectado directamente a los bancos, los granadinos siguen viendo mucho más seguro guardar su dinero en depósitos bancarios que debajo de una loseta como aquel que dice. Aunque la otra lectura que deja la comparación de la última década es que los ciudadanos han incrementado su espíritu ahorrador y han optado por un modus vivendi más austero en pos de tener un colchón económico con el que hacer frente a situaciones difíciles o, simplemente, por tratar de repartir mejor su economía.

El nivel de ahorro de los ciudadanos es un 65% superior al de antes de la crisis

El montante total de los depósitos en oficinas bancarias de Granada ha aumentado en 1.524 millones de euros desde que comenzó la crisis. Ya en los primeros años del crack económico, la actitud de los contribuyentes fue cambiando y las cuentas de ahorro y las cuentas corrientes empezaron a engordar con vistas a que la situación económica podía empeorar como finalmente pasó.

Respecto a las características de esos depósitos bancarios, el informe de la Asociación Española de Banca apunta a que 3.069 millones están a la vista, esto es, que el depositante puede retirar el dinero en cualquier momento y sin preaviso; y 774 millones se corresponden con depósitos de ahorro en todas sus variantes.

En todo caso, el asunto de que Granada es una provincia castigada por la exclusión financiera se puede ver a lo largo del anuario sectorial. La mencionada iniciativa del ofibús de Bankia da idea de la necesidad de recuperar infraestructuras bancarias ante el progresivo declive del sistema en Granada, donde las estadísticas hablan por sí solas. La serie histórica da una idea de la reciente historia del país en la provincia. De las 34 oficinas que tenía Granada en 1960 se subió a las 54 de 1970, las 150 de 1980 y las 224 de 1990, justo en pleno apogeo de la banca antes de la recesión. En el nuevo siglo la cifra paso a ser de 174, con la crisis continuó el recorte hasta las 162, mientras que el dato actual es de 123 oficinas en la provincia.

La remodelación del sector bancario y la urgencia por la digitalización también se ha llevado por delante muchos empleos. Actualmente, Granada cuenta con 701 trabajadores de banca (el 0,73% del total de España), mientras que antes de la crisis eran casi 1.000 las personas ligadas a las 171 oficinas que había en la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios