Granada

Las grandes firmas de moda capean la crisis y repueblan el centro

  • Reyes Católicos incorporará franquicias de Zara Home, Sfera y H&M, a las que podrían sumarse Amitié y Tintoretto

Parece que las vacas no están tan flacas para las grandes empresas del sector textil como para la mayoría de la sociedad; ni la reducción del consumo, ni la situación económica, ni el balance del primer mes de las rebajas parece frenar el ansia de expansión de las potencias nacionales e internacionales de la moda.

Al menos, así lo ponen de manifiesto las principales calles del centro de Granada, que en lo que va de año han incorporado una decena de nuevas tiendas de moda -franquicias prácticamente en su totalidad-, a las que se añadirán otra media docena de negocios en los próximos meses.

En este sentido, las firmas H&M (dirigida a los jóvenes), Zara Home (la cadena de ropa del hogar y decoración del grupo Inditex) y Sfera (la línea joven de El Corte Inglés) mantienen sus proyectos de abrir nuevos establecimientos en la vía granadina. "Las empresas tienen que unir varios locales para ampliar la superficie de la tienda", explica la presidenta de Centro Comercial Abierto, Raquel Ruz, quien, no obstante, señala que aún se desconoce la ubicación exacta de los establecimientos.

Además, otras marcas textiles como Amitié o Tintoretto (también de El Corte Inglés), se configuran como las principales candidatas a compartir la 'milla de oro' granadina, aunque aún no están totalmente cerradas estas actuaciones.

Se unirán, en tal caso, a otras franquicias implantadas en lo que va de año en Reyes Católicos, como Cállate la Boca (especializada en camisetas), Bimba y Lola (de moda femenina) o Yokana (bolsos y complementos).

Lo que sí es cierto es que de la decena de bajos aparentemente vacíos de Reyes Católicos, cada vez son menos los que mantienen colgado en su fachada el cartel de 'se alquila' o 'se vende', lo cual es un buen presagio para el comercio de la zona. "La implantación de grandes franquicias en la ciudad es muy positiva, ya que sirven de locomotora para la calle. Lo que tiene que buscar el pequeño comerciante es una oferta diferenciada", asegura la responsable de Centro Comercial Abierto.

Además, Reyes Católicos dispone de un mayor potencial, pues muchos de los edificios de la calle se están reformando, poniendo fin a los arrendamientos de renta antigua. Por ello, pueden quedar más locales vacíos en espera de que alguna potente firma textil esté dispuesta a pagar los prohibitivos alquileres.

Pero la calle que une Gran Vía con Puerta Real no es la única que atrae nuevos establecimientos a sus aceras. Recogidas también está de estreno: el pasado 26 de junio, la firma de lencería Etam abrió su segunda tienda en la ciudad en esta céntrica calle, uniéndose a la que el grupo posee en la calle Boabdil (junto a Zacatín, la vía tradicional de tiendas por excelencia de Granada). Asimismo, la próxima semana será Oysho (del grupo Inditex), también especializada curiosamente en ropa interior, quien inaugure en la misma calle su segundo negocio en la capital.

Y la calle Mesones tampoco se queda atrás. Misako (que comercializa bolsos y complementos), Intimissimi (de lencería) o Desigual (especializada en moda joven) son algunas de las franquicias que han elegido la calle peatonal del centro de Granada para abrir sus negocios.

Junto a estas firmas, la marca de calzado de confort Pikolinos ha abierto un establecimiento propio en el local situado frente a la Gerencia Territorial del Catastro de Granada. Por su parte, una segunda tienda de Sfera ocupará el antiguo edificio de los almacenes El Candado (con alrededor de 1.200 metros cuadrados de superficie).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios