Salud

El ictus en libertad vigilada

  • El Hospital Campus del PTS estrena un programa de monitorización de constantes cardíacas para estudiar la causa de los derrames sin causa asociada y poder prevenirlos

El ictus en libertad vigilada El ictus en libertad vigilada

El ictus en libertad vigilada

Constantes on the record. O la capacidad de medir y grabar el ritmo cardiaco durante las 24 horas del día. Es la propuesta del programa que acaba de ser implantado en el Hospital Campus del PTS. Hace 30 años, para conseguir los mismos resultados era inevitable imaginar una serie de aparatajes chirriantes sobre un paciente que a su vez está envuelto en metros de cables. Ahora la solución a los pacientes de ictus isquémico de origen desconocido pasa por vestir una simple camiseta.

La prenda es en realidad un sistema de grabación de constantes cardíacas que ha de vestirse durante un mes para que trascurrido ese período, el especialista pueda estudiar las gráficas e identificar posibles subidas o bajadas patológicas. Según explica la neuróloga que está al frente del programa, Inmaculada Villegas, los pacientes con ictus de causa desconocida son el 25% de todos los casos. Según el cálculo del hospital, si se producen unos 300 ictus al año, se beneficiarían de este programa recién nacido alrededor de 50 personas.

El sistema funciona a nivel preventivo en esta fase crónica, explica Villegas. El propósito es evitar que vuelvan a aparecer a través de un tratamiento directo, identificado gracias a la monitorización. Su objetivo es detectar una posible fibrilación auricular paroxística, que es la principal patología asociada al ictus de causa desconocida. Este dispositivo tiene como nombre Holter ECG y de él se beneficiarán los pacientes diagnosticados al alta de ictus isquémico también denominado criptogénico o de causa desconocida. Se estima que un total de 50 pacientes este año.

El hecho de que se haya incluido esta prestación en la cartera de servicios del hospital ha permitido la participación del centro en un estudio denominado SUR-Project (Stroke of Undetermined source Registry-Project), promovido por la unidad de Neurología del Hospital Virgen Macarena de Sevilla y en el que están incluidos otros centros andaluces.

El objetivo es analizar la fibrilación auricular cardíaca en el origen del ictus criptogénico. Todo ello con el fin de crear un registro andaluz de este tipo de patología, enmarcado dentro del Plan Andaluz de Atención al Ictus. El servicio de Neurología del Hospital Campus del PTS está formado por 10 neurólogos, entre los que se cuentan a Inmaculada Villegas y 4 médicos internos residentes, 14 enfermeras, 16 auxiliares de enfermería y 2 administrativos.

En cuanto a la patología, el ictus es un trastorno brusco de la circulación cerebral que provoca que un área del cerebro altere su función. Puede ser debido a la obstrucción arterial o a la hemorragia cerebral. Las consecuencias del daño cerebral ocasionado son muy variadas: trastornos motores, sensitivos, visuales, de la percepción, de la sensibilidad, emocionales, de imagen corporal o de la conducta.

Según la Sociedad Española de Neurología, entre 110.000 y 120.000 personas la padecen cada año en España, de los que el 50% sufrirán secuelas discapacitantes (1 de cada 2 no alcanzan una recuperación total), es la primera causa de discapacidad no traumática en el adulto, la segunda causa de muerte general y la primera causa de muerte en mujeres.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios